Coutances y Granville

feb 15, 2012   //   by Sandra Moscoso   //   Francia, Normandía, Viajes  //  3 Comments

Una de las ventajas de viajar por libre es que puedes cambiar de planes sobre la marcha. Después de la magnífica visita a Saint Michel del día anterior nos levantamos con la idea de visitar Saint Maló, uno de los pueblos con más encanto de la costa bretona (si no me equivoco Saint Maló ya está en Bretaña). Pero se ve que todo el mundo tuvo la misma idea. Saint Maló es una ciudad relativamente grande con una parte antigua junto al puerto, amurallada, que es la que merece la pena visitar. Antes de entrar a la parte antigua es necesario dejar el coche en alguno de los numerosos aparcamientos públicos (pero de pago) que hay. Pero fue imposible, estaban todos llenos. Incluso había coches haciendo cola ante la barrera esperando a que alguien saliera y no nos pareció un buen plan estar por tiempo indefinido esperando a poder aparcar el coche, así que echamos mano de la guía y buscamos otro lugar al que ir.

La segunda idea fue visitar los acantilados de Nez de Jobourg (en la parte más al norte de la región de La Mancha), según la guía los más altos de la Europa continental, 300 km de nada nos separaban de nuestro destino. Pero a medio camino, en la pausa que hicimos para comer,nos dimos cuenta que quizás habíamos sido un pelín arriesgados y que 300 km de ida y 300 de vuelta no son cualquier cosa (es la distancia que hay entre Barcelona y Zaragoza, por ejemplo). Y nos quedamos donde estábamos, en Coutances, lo que fue todo un acierto.

Catedral de Coutances

Plaza

Vista de la ciudad

Coutances resultó ser un pueblo precioso con una imponente catedral, según dicen una de las más bonitas de Francia. Yo no las he visto todas pero desde luego esta es impresionante. Construida inicialmente en el siglo XI, posteriormente fue modificada al estilo gótico imperante en Francia con un resultado espectacular.

Interior de la catedral

Altar

La pudimos visitar apenas sin gente, lo que nos permitió pararnos en todos los rincones que quisimos y hacer fotos sin ser molestados.

Pozo

Imagen

A la luz de las velas

Tiene unas cristaleras dignas de admiración, algunas del siglo XIII.

Cristaleras

Silueta recortada

Cristaleras

Cristaleras

Por fuera, como todas las catedrales góticas, es también impresionante.

Exterior de la catedral

Exterior en blanco y negro

Pero Coutances nos deparaba todavía otra sorpresa, otra iglesia, la de Saint Pierre, que sin ser la catedral no dejaba de ser menos bonita. ¿Se nota que nos gustan las iglesias? (arquitectónicamente hablando, no voy a entrar a hacer valoraciones religiosas)

Saint Pierre de Coutances

Bancos

Una ofrenda floral

Órgano

Después de empaparnos de arte y tras dar una vuelta por el pueblo decidimos dar media vuelta y poner camino al camping, que se nos empezaba a hacer tarde. Pero no nos pudimos resistir a parar en otro punto, según la guía la “Mónaco del norte”: Granville.

Playa

Yo no sé si se parece a Mónaco porque no he estado nunca allí pero sí que me recordó un poco a Biarritz, quizás por el casino junto al mar en lo alto de un acantilado.

El casino al fondo

Casino

Tuvimos poco tiempo para visitar la ciudad, apenas un poco por el paseo marítimo, donde nos sorprendió la extensión de la playa.

Playa

Con la marea alta el agua debe llegar casi al paseo, pero con la marea baja había, sin exagerar, un kilómetro de arena hasta llegar al agua. Vaya, toda una excursión para ir a bañarse, si es que alguien se atreve a hacerlo. Yo desde luego ni lo intenté.

Hasta el infinito

Casetas de baño

Y otra cosa que nos sorprendió mucho, una piscina natural construida en la arena. Por la noche, cuando sube la marea, se llena de agua y así durante el día los bañistas pueden disfrutar de un baño de agua salada pero sin tener que andar un kilómetro y sobretodo a resguardo de las corrientes marinas, que por lo que dicen, allí no son cosa de broma.

Piscina natural

Como veis salimos del camping con una idea y volvimos por la noche habiendo hecho algo totalmente distinto, pero para eso son las vacaciones, para hacer lo que nos plazca en el momento que nos vaya bien.

DPK ahora también en castellano

Archivos

Categorías

Miembro de

Sígueme

  • Flickr
  • Google+
  • Instagram
  • WordPress.com Blog
  • Vimeo

Suscripción por RSS

Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y suscríbete a este blog. Estarás al día de todas las actualizaciones.

Únete a otros 8 suscriptores

¿Qué estás buscando?

Visitantes ahora mismo