Praga de noche

La semana pasada estuvimos en Praga, aprovechando la última semana de vacaciones que nos quedaba. Es un viaje que llevábamos aplazando más de un año, por una cosa o por otra no acabábamos de ir, pero al final, lo hemos conseguido.

Sin título

Debo confesar que tenía un poco de miedo antes de ir. Me habían hablado tan bien de la ciudad que temía llevarme una decepción, como me pasó con Roma (sé que le debo una segunda oportunidad a Roma). Pero no, las expectativas se cumplieron y realmente puedo decir que la ciudad es preciosa. Pequeña, pero preciosa. Llena de turistas, eso sí. Por todas partes encuentras turistas y en algún momento temí que el Puente de Carlos se viniera abajo, de la cantidad de gente que lo cruzaba. Pero Praga vale la pena. No es tan cara como me imaginaba, aunque igual es porque los precios en Barcelona están por las nubes que ahora casi todas las capitales europeas me parecen asequibles.

Sin título

Tengo muchas entradas pendientes sobre la ruta de este verano, pero no podía aguantarme más las ganas de enseñaros algunas de las fotos, así que iré alternando las entradas sobre Praga con las del otro viaje de este verano, la ruta chabolista por la Europa civilizada.

Sin título

Llegamos a la ciudad aproximadamente a las seis de la tarde. Después de dejar las maletas en el apartamento, situado a escasos cincuenta metros de la plaza Wenceslao y junto al Museo Nacional, salimos a explorar la ciudad.

Sin título

Praga tiene dos caras, de día y de noche. En las siguientes entradas ya entraré en detalle de las visitas que hicimos, pero ahora quería enseñaros las fotos que hice esa primera noche en la ciudad, cuando me di cuenta que me iba a gustar.

Sin título

Sin título

Praga es pefectamente asequible a pie, nosotros no cogimos el transportes público más que un día para ir a Terezín, el resto de días fuimos a todas partes andando y creo que, a menos que estéis alojados muy alejados del centro, no vale la pena coger el metro para desplazarse.

Sin título

Sin título

La Plaza de la Ciudad Vieja es sencillamente preciosa. Las torres de Nuestra Señora de Tyn por un lado y la Torre del Reloj por otro hacen que el espectáculo cuando te adentras en la plaza por algunos de los callejones que la rodean sea espectacular.

Sin título

Sin título

Cuando lleguéis a la plaza no esperéis ver el Reloj Astronómico a primera vista. Éste se encuentra en un lateral de la Torre del Reloj, no de frente a la plaza, como sería de esperar, sinó a una de las calles adyacentes.

Sin título

Sin título

Sin título

Sin título

Después de maravillarnos durante un buen rato con los edificios de la plaza, pusimos rumbo a uno de los puentes más famosos de Europa, el puente de Carlos. Sus más de treinta estatuas, a lado y lado, hacen que su perfil sea inconfundible. Esta torre nos da la bienvenida al puente, desde la orilla de Stare Mesto.

Sin título

Desde el puente tenemos unas vistas magníficas del Castillo iluminado, con las torres de la Catedral de San Vito alzándose majestuosamente.

Sin título

Sin título

Las estatuas que adornas ambos lados del puente son de lo más variado, aunque creo que todas de motivos religiosos.

Estatua en el Puente de Carlos

Sin título

Desde el puente también tenemos una magnífica vista del Teatro Nacional.

Sin título

La fiebre de los candados también ha atacado el Puente de Carlos.

Sin título

Espero haber picado vuestro gusanillo con estas fotos. Praga de noche es realmente magnífica. ¿Me acompañaréis en las siguientes entradas?

6 Replies to “Praga de noche”

  1. José Carlos DS

    Esas fotos nocturas están muy chulas. Espero que no me pase a mi con Roma lo que a ti, que yo voy con unas expectativas enormes y espero que no me decepcione, lo mismo que Praga, por las fotos siempre he visto que debe ser una ciudad muy fotogénica 😀

    Saludotes!!!

    Reply
    • Sandra Post author

      José Carlos, respecto a Roma, y para tu tranquilidad, no conozco a casi nadie que no le gustara la ciudad, así que seguramente la execpción soy yo. Fui en agosto, hacía muchísimo calor, la comida era cara y el hotel pésimo, además de que vi la ciudad entera en tres días, Vaticano incluido, y acabé con unas llagas en los pies que todavía me duelen, así que seguramente todo junto no ayudó a que fuera una grata experiencia. Pero ya verás como a ti te encanta!

      Y como dices, Praga es muy fotogénica!

      Reply
  2. Pingback: Resumen del año « Fotografiando y viajando

  3. Pingback: Resumen del año « Fotografiando y viajando

Deja un comentario