Recuerdo de un horror: Terezín

Primero de todo quiero pedir disculpas por el tiempo transcurrido desde mi última entrada, pero una mudanza me ha tenido completamente fuera de la vida cibernética durante el último mes y medio. Parece que empezamos a ver la luz, así que a ver si poco a poco recupero el ritmo de entradas.

Y segundo pedir también disculpas por esta entrada ya que me temo que las notas del viaje a Praga siguen empaquetadas en alguna de las cajas que todavía tengo por abrir, así que más que datos prácticos os contaré sensaciones, aquellas que puedo recordar y rememorar viendo las fotos.

Durante nuestro viaje a Praga visitamos Terezín, uno de los muchos campos de concentración que los nazis construyeron a lo largo y ancho de la Europa ocupada. Durante nuestra ruta por Baviera habíamos visitado Dachau (del que ya os hablaré en su momento), así que este era el segundo campo de concentración que visitaba en poco tiempo. El hecho que a Praga fuéramos con mis padres y mi padre mostrara especial interés en visitar el campo hizo que nos planteáramos la visita. Si no, igual nosotros no hubiéramos ido. Dos campos en mes y medio era demasiado.

Una palabra describe lo que vi: horror.

A diferencia de Dachau, Terezín es una antigua fortificación que los nazis utilizaron para sus propósitos y que a día de hoy está prácticamente toda en pie. Al no ser barracones prefabricados se conserva la estructura original, lo que nos permite hacernos una idea muy aproximada (todo lo que se puede uno aproximar a aquel horror) de cómo era el campo.

Terezin

Terezin

Terezín está a una hora en autobús de Praga. Para ir hasta allí deberéis coger el metro hasta la estación central de autobuses y allí coger el autobús que os dejará en el pueblo. Para llegar a la fortaleza deberéis andar unos diez minutos hacia las afueras. No está muy bien indicado, pero el hecho de que el autobús vaya lleno de turistas hará que no os perdáis.

Justo antes de entrar encontramos un cementerio con las lápidas de los judíos que fueron ejecutados en Terezín. Esto solo ya impresiona.

Terezin

Terezin

Terezin

Una lápida recuerda a todos los judíos que fueron ejecutados en el campo días antes del fin de la guerra.

Terezin

No recuerdo cuánto costaba la entrada, pero creo recordar que sí tuve que pagar el famoso ticket para poder hacer fotos. Pero claro, ¡cómo no iba a inmortalizar todo lo que veía!

Una vez dentro del recinto lo primero que vemos es la puerta de entrada, con el tristemente conocido lema “Arbeit macht frei”.

Terezin

Y a partir de aquí podremos pasar por las diferentes estancias, donde se conservan (no vi en ningún lado que fueran reproducciones) las literas donde dormían los presos.

Terezin

Terezin

Terezin

Existe un recorrido perfectamente marcado, a través del cual iremos pasando por las diferentes estancias. No sé si porque traía una idea preconcebida, fruto de mi visita a Dachau, porque hacía frío, porque había poca gente o un cúmulo de todo, el caso es que esta visita me impresionó mucho.

Terezin

Terezin

Esta estatua es especialmente sobrecogedora.

Terezin

Esta piscina supuestamente era para uso y disfrute de los soldados del campo.

Terezin

Esta era una celda de aislamiento.

Terezin

La visión de los enormes y solitarios patios le daba un aire todavía más lóbrego a la visita.

Terezin

Terezin

A pesar de que inicialmente no estaba en nuestra lista inicial de lugares para visitar, ir a Terezín valió mucho la pena. Si tenéis un día libre en la ciudad y os gusta mínimamente la historia os recomiendo encarecidamente esta visita.

4 Replies to “Recuerdo de un horror: Terezín”

  1. Pingback: Dachau « Fotografiando y viajando

  2. Pingback: Dachau « Fotografiando y viajando

  3. Juanda

    Nada más en las fotos se puede apreciar que es aterrador, desde luego, el ser humano es capaz de acometer atrocidades y una muestra de ello es este Campo de Concentración.
    Por desgracia, desde tiempo inmemoriales la población judía siempre ha sido maltratada, pagando la ira del ser humano. Hoy en día esperamos que tales sucesos no vuelvan a repetirse jamás.
    Nosotros hicimos una visita guiada con los chicos de https://www.ofertasenpraga.com/tour/tour-terezin/ y la verdad que el guía nos relató toda la historia con mucho tacto, algo que sin duda agradecimos.
    Una fotos estupendas, te felicito.
    Un saludo.

    Reply

Deja un comentario