La costa oeste de Estados Unidos: datos prácticos

Las Vegas

Las Vegas

Hace pocos días que hemos vuelto de nuestro gran viaje de este año: una ruta por la costa oeste de Estados Unidos. Si os habéis fijado, este año hemos hecho menos escapadas de las que acostumbramos a hacer, y es que esta gran ruta, que llevábamos planificando hace más de un año, se ha llevado casi todo nuestro presupuesto para viajes de este año. Pero no nos duele, ha sido una escapada fantástica y que volveríamos a repetir, sin lugar a dudas. Como os podéis imaginar tengo cientos de fotos para revisar y editar, así que quizás tarde un poco en publicar la primera entrada, pero para empezar os dejo con unos cuantos datos prácticos. Tengo que decir que internet está lleno de blogs que explican detalladamente esta misma ruta, ya que es mucha la gente que la ha hecho, pero por si queréis ir comparando, aquí tenéis otra opinión.

Nuestra ruta

Ruta costa oest

Básicamente hemos hecho la clásica ruta Los Ángeles-Las Vegas-San Francisco, incluyendo algunos parques nacionales. Por cuestión de tiempo nosotros no hemos visitado ni Zion Park ni Bryce Canyon, los cuales la mayoría de la gente incluye en su viaje. A cambio, hemos vuelto a Los Ángeles a coger el avión de vuelta en lugar de volver desde San Francisco, porque nos apetecía mucho recorrer el Big Sur y hacer la Pacific Coast Highway. Nuestras paradas han sido: Los Ángeles – Seligman – Monument Valley – Grand Canyon – Las Vegas – Lee Vining – Groveland – San Francisco – San Simeon – Los Ángeles.

Lo más habitual, una vez se sale de Los Ángeles, es ir o a Las Vegas o al Gran Cañón, pero no directamente a Monument Valley. Nosotros lo tuvimos que hacer así por dos motivos: evitar que la estancia en Las Vegas cayera en fin de semana (los alojamientos son mucho más caros) y porque el alojamiento en Grand Canyon para el día que teníamos previsto estaba lleno. Es por eso que hemos dado una vuelta un poco rara y la ruta no es del todo circular.

Grand Canyon

Grand Canyon

Como preparar el viaje:
Avión
Como os podéis imaginar, una gran parte del presupuesto se va en los billetes de avión, así que mi consejo es que los compréis con tanta antelación como os sea posible. Nosotros los compramos en enero para viajar a finales de septiembre y conseguimos que nos costaran poco más de 500 € por persona. Volamos con Norwegian y tengo que decir que es una compañía del todo recomendable. Los aviones son nuevos, los asientos cómodos, aunque un poco estrechos, con el añadido de que algunos de sus vuelos tienen conexión wifi completamente gratuita (no todos, el de Estocolmo a Los Ángeles no tenía, por ejemplo). El sistema de entretenimiento a bordo es muy amplio. Nosotros pudimos ver la séptima temporada completa de The Big Bang Theory a la ida y la octava a la vuelta, aparte de unas cuantas películas de actualidad (a la vuelta me hizo gracia ver San Andrés y ver cómo desaparecían todos los lugares que acababa de visitar). En Barcelona la facturación se hace con las máquinas de auto check-in (sólo en inglés e idiomas nórdicos, no hay la opción del catalán o el castellano), y cuando tienes todas las etiquetas impresas y pegadas en la maleta la entregas en el mostrador. En Los Ángeles la facturación sí nos la hizo una chica del personal de tierra.

Hotel a Los Angeles

Hotel a Los Angeles

Coche de alquiler
Obviamente tendréis que alquilar un coche, mi opinión es que este viaje es del todo imposible en transporte público. Nosotros lo alquilamos con Budget a través de Rentalcars.com y creo que nos salió muy bien de precio. Alquilamos un coche de la gama compacta (que aquí sería una berlina) por poco menos de 400€ todos los días. Nos dieron un Nissan Versa con un maletero enorme, donde cabían de sobra nuestras dos maletas, y que funcionaba perfectamente. Dejando de lado, por supuesto, que era un coche automático y, para mi gusto, los coches automáticos por ciudad van muy bien, sobre todo si hay tantos atascos como en Los Ángeles, pero para circular por carretera un coche con marchas es mucho mejor .

Nosotros llevábamos nuestro navegador GPS con el mapa de los Estados Unidos cargado desde casa. En la agencia, cuando recogimos el coche, nos intentaron endosar el suyo, pero no cedimos. El chico nos iba diciendo que el navegador no estaba actualizado, después que no localizaba bien las direcciones y no sé cuántas cosas más, pero como vio que no cedíamos al final lo dejó pasar. Te dan el coche con el depósito lleno de gasolina y lo tienes que devolver igualmente lleno. Un apunte, la gasolina es realmente barata en Estados Unidos. Nosotros hemos recorrido 4.000 km y nos hemos gastado poco menos de 200€.

Documentación
Aparte del pasaporte en vigor es necesario que solicitéis por internet, y con una antelación mínima de 72 horas, el visado de entrada o ESTA . Cuesta 14$ y es válido para dos años. Además, para conducir por el país es recomendable que tramitéis el permiso de conducir internacional en la Dirección General de Tráfico, con validez para un año y con un coste de 10,10€. A nosotros no nos lo pidieron en ninguna parte, pero también es cierto que no nos pararon nunca en ningún lugar ni nos pidieron la documentación. No sé a ciencia cierta si es obligatorio o no, pero por el precio que tiene vale la pena tenerlo. Eso sí, sólo será válido acompañado del permiso de conducir de vuestro país de origen.

En cuanto a los seguros yo os recomiendo encarecidamente que os hagáis uno de viaje. Un seguro es lo que todo el mundo paga y espera no tener que usar nunca, pero que si llega el caso, te alegras enormemente de tenerlo. La sanidad en los Estados Unidos es tremendamente cara, así que vale la pena ir un poco preparado, por lo que pueda pasar. No os recomendaré ninguna compañía en especial, que no tengo comisión, buscad un poco por internet y encontraréis una amplia oferta.

Death Valley

Death Valley

Llegada
Cuando lleguéis a Los Ángeles tendréis que pasar el control de inmigración, pero el trámite lo haréis con unas máquinas de autovalidación. Os pedirán la dirección del lugar donde os alojaréis (importante tenerla a mano), os harán una foto y os escanearán las huellas dactilares. Si no hay ningún problema se imprimirá un ticket con vuestros datos y ya podéis pasar. Si hay algún problema el ticket saldrá tachado, y entonces tendréis que pasar por el guardia de inmigración. En mi caso fue así, porque no puse bien la mano y no se grabaron las huellas. Unas cuantas preguntas del guardia, volver a poner las huellas y ya estuvo. Finalmente, cuando ya hayáis recogido vuestro equipaje, otro guardia os pedirá estos papelitos de validación para poder salir del aeropuerto.
Para ir a recoger el coche de alquiler tendréis que coger un bus lanzadera. Id siguiendo las indicaciones de “rental cars” y una vez en la calle esperad a que pase el autobús de vuestra compañía (los hay de todas). En cinco minutos estaréis en la oficina de alquiler de coches que os corresponda y ya podréis recoger el coche que os llevará por aquellas carreteras sin fin.

Supay Motel. Seligman

Supay Motel. Seligman

Alojamiento
Estados Unidos está lleno de moteles de carretera pero también es verdad que en algunos lugares, y en según qué época del año, los alojamientos vuelan. Una vez que tengáis la ruta planificada y sepáis por donde queréis pasar es cuestión de empezar a mirar. Nosotros hemos dormido en estos lugares. Si no os pongo el enlace es que lo reservamos a través de Booking.com:

  • En Los Ángeles: Hollywood City Inn . Situado en una calle entre Hollywood y Sunset Boulevard pero a casi 4 km de la zona del Paseo de la Fama y el Teatro Kodak. En una zona muy fea. ¿Es un inconveniente? No, porque en Los Ángeles tendréis que ir absolutamente a todas partes en coche. La habitación era grande, tenía aparcamiento gratuito y con el precio de la habitación entraba el desayuno. Yo os lo recomiendo. Sea como sea hay que mirar que, allí donde vayáis a dormir, haya aparcamiento (y que sea gratuito, a poder ser).
  • En Seligman: En el Supai Motel. Ese día no teníamos lugar donde dormir y al llegar a Seligman nos cansamos de conducir, así que buscamos alojamiento y lo encontramos aquí. Típico motel de carretera, de aquellos que las habitaciones son casetas y dejas el coche en la puerta. Nos quedamos la última habitación que había, así que tuvimos suerte. Resulta que Seligman es parte de la ruta 66 y está más concurrido de lo que pensábamos. Habitación bastante grande y desayuno incluido por 74$ la noche, tasas incluidas. ¿Qué más queréis?
  • Monument Valley: The View . El hotel más caro de todo el viaje con diferencia. Único alojamiento que hay dentro de la reserva. ¿Vale la pena? Absolutamente, sobre todo si no os queréis perder una de las mejores salidas de sol que vereis nunca. Habitaciones muy amplias, todas con vistas insuperables. Inconveniente: la sequedad en el trato de los Navajos.
The View at Monument Valley

The View at Monument Valley

  • Gran Cañón: Bright Angel Lodge . Se debe reservar directamente, con muchísima antelación. Abren las reservas 13 meses antes, para que os hagáis una idea de la demanda que tienen. Nosotros cogimos la habitación más económica, con lavabo y váter pero ducha compartida. Cama normal (pequeña por los estándares americanos) y habitación tirando a pequeña, por 89$ más tasas. Una buena opción si se quiere dormir dentro del parque, cosa que recomiendo.
  • Las Vegas: Las Vegas está lleno de moteles, hoteles y casinos, pero si vais la gracia está en dormir en uno de estos últimos. Nosotros lo hicimos en el Flamingo, el primer casino que se instaló en el Strip (los demás estaban en Fremont Street). La oferta es amplia y variada, desde el lujo del Venetian a otros más económicos como el Flamingo o el New York. Mi consejo es que elijáis un alojamiento que esté entre el Luxor y el Venetian. Más arriba del Venetian y hasta llegar al Stratosphere la zona es bastante solitaria, ya que hay mucho trozo en el que no hay nada construido.
  • Death Valley (casi a la salida): Panamint Springs Resort . Este sí que es un motel que parece sacado de una peli del Far West. No hay nada más, está absolutamente en medio del desierto, por no haber no hay ni cobertura de móvil. Tienen wifi pero funciona a ratos. De todas formas es un sitio recomendable. Habitaciones tirando a grandes y cama muy grande y cómoda. Aparte de las habitaciones hay un bar donde podréis cenar y/o desayunar y una gasolinera.
  • Yosemite (entrada, Lee Vining): Yosemite Gateway Motel. Creo que Lee Vining debe de ser el lugar donde para todo el mundo antes de entrar al Yosemite por Tioga Pass, porque diría que hay más moteles que casas. Habitación correcta y cama bastante grande. Con vistas al lago Mono, es un lugar recomendable. El precio de la habitación no incluye el desayuno.
Panamint Springs Resort

Panamint Springs Resort

  • Yosemite (salida, Groveland): Yosemite International Hostel. Sin duda el peor alojamiento de todos. Pagamos 90$ para dormir en una litera. Ofrecen habitaciones privadas, pero en nuestro caso fue una habitación de 4 literas que tuvimos que pagar entera para nosotros dos, sino no entiendo el precio. Baño compartido, con el inconveniente de que todo estaba en la misma cámara (lavabo, ducha y WC) así que si había alguien duchándose no podías ir a hacer un pis. Si hubiera sido económico no diría nada, pero el precio me pareció abusivo.
  • San Francisco: El lugar más difícil donde encontrar alojamiento. Todos carísimos y la mayoría llenos. Al final dormimos en el Alpha Inn and Suites. Os lo recomiendo. Al final de Lombard Street saliendo hacia Presidio y el Golden Gate. Habitación muy grande y la cama muy grande y cómoda, con parking incluido y gratuito. La pega es que el parking es muy pequeño y no garantizan plazas para todos los huéspedes, el primero que llega es el primero que aparca. Por la mañana ofrecen café o té y zumo de fruta gratis. Justo delante hay un Walgreen abierto 24 horas donde se puede comprar de todo. A una esquina de la parada de autobús del 30, que tiene su recorrido por toda la zona turística, y a una calle de Chestnut, llenísimo de bares y restaurantes de todas las especialidades del mundo a los que cada día se puede ir a cenar, por un precio razonable y sin tener que andar más de 5 minutos.
  • San Simeon: Motel 6 Paramos en San Simeon porque queríamos visitar Hearst Castle y porque estaba a mitad de camino más o menos entre San Francisco y Los Ángeles bajando por Big Sur. San Simeon está lleno de moteles.
  • De nuevo Los Ángeles: Otro hotel que reservamos sobre la marcha. Queríamos dormir al lado del aeropuerto, que viendo el tráfico infernal de Los Ángeles no nos queríamos arriesgar a perder el avión por estar en un atasco, así que para la última noche reservamos el Motel 6 del LAX. Justo para lo que es, un lugar de paso. Habitación muy grande con dos camas queen size, parking gratuito y a cinco minutos de la oficina de alquiler de coches.
Nicely's restaurant. Lee Vining

Nicely’s restaurant. Lee Vining

Comer
Donde queráis. Estados Unidos es el paraíso del fast food así que si no sois muy delicados podréis hacer muchas comidas realmente tiradas de precio. Los supermercados venden bocadillos hechos, que también pueden servir para salir del paso. En las ciudades grandes hay restaurantes de todo tipo. En Los Ángeles cenamos en Corea Town en un bar en el que éramos los únicos occidentales, creo que por 23$ los dos, y no nos lo terminamos. En San Francisco comimos chino, japonés, vietnamita, mexicano y la famosa clam chowder (sopa de almeja) en el Fisherman’s Wharf. Y sobre todo no os perdáis los diners que encontraréis en los pueblos más pequeños o por la carretera. Ya sean para desayunar o cenar son una auténtica delicia. El desayuno no os costará barato (unos 30$ entre los dos) pero con eso podréis pasar gran parte del día.

Qué ver
Hay muchas cosas que ver, irá en función de vuestra ruta, de los días que estéis y del dinero que os queráis gastar. Poco a poco, cuando vaya redactando las entradas, os enseñaré qué hemos visto nosotros. De momento os dejo unos cuantos consejos:

Si queréis visitar los estudios Warner podéis sacar las entradas anticipadas en su web. Una advertencia: no podréis ver ningún set de rodaje, sólo podréis pasear por los exteriores, pero si tenéis suerte quizás os encontréis a Jim Parsons o Johnny Galecki que van a grabar un capítulo. Y hablando de rodajes, si queréis asistir a la grabación de un capítulo de alguna serie, podéis intentar conseguir entradas en esta página web.

Para visitar Antelope Canyon también hay que reservar con bastante antelación. A no ser que viajéis en verano no vale la pena que reservéis la visita de las 11:30, que es más cara porque supuestamente se ven los rayos de sol entrando por las grietas, porque el sol casi no entra por las grietas. La guía nos dijo que esto sólo ocurre de abril a septiembre. Hay más de una compañía que hace las visitas, nosotros lo reservamos con Antelope Canyon Tours . Y otra cosa, creo que no vale la pena reservar el tour fotográfico (el doble de caro). La única diferencia con el otro es que te dejan llevar el trípode y te dan más tiempo para hacer fotos, pero entras a la misma hora que todo el mundo y no te ahorras a los turistas.

Antelope Canyon

Antelope Canyon

Si vais a San Francisco creo que no tenéis que perderos la visita a Alcatraz , es interesantísima. También es conveniente reservar con antelación, si vais en verano, porque se llena de gente. Hasta la isla os llevarán en un ferry pero una vez allí haréis la visita por vuestra cuenta, con una audioguía. No tenéis ferry asignado para la vuelta, volvéis en el primero que pasa una vez hayáis terminado. Nosotros hicimos la visita diurna pero diría que la nocturna vale la pena.

Para entrar a los parques nacionales hay que pagar una entrada pero existe la posibilidad de adquirir un pase anual que, por 80$, te permite acceder a todos los parques. Tendréis que hacer cuentas para ver si os vale la pena comprarlo, ya que para amortizarlo hay que ir al menos a cuatro parques (Monument Valley no cuenta ya que lo gestionan los indios Navajos y el precio de la entrada no está incluido en este pase anual). Podéis adquirirlo en cualquiera de los parques por los que pasaréis. Y aquí viene la parte buena: lo pueden utilizar dos personas, ya que admite dos firmas, y es válido para la persona que lo firma y todas las personas que vayan con él en el coche. Así que si conoces a alguien que haya hecho o quiera hacer esta ruta, podéis poneros de acuerdo y pagar la mitad cada uno. A nosotros nos lo pasó una compañera de trabajo, que también ha hecho esta ruta este verano, y no tuvimos ningún problema para entrar en ninguna parte (de hecho en Death Valley no se lo enseñamos a nadie y en el Yosemite ni se lo miraron ).

Agradecimientos
Como he dicho antes, este es un viaje que hemos estado preparando durante mucho tiempo, y cómo no, nos hemos ayudado de otros blogs que, antes que nosotros, han hecho este mismo viaje. Quiero dar especialmente las gracias a Víctor, de Mi patria son mis zapatos , que me pasó consejos sobre alojamientos, y a Verónica de Viajar Code: Veronica , que hizo esta ruta sólo cuatro meses antes que nosotros y que me ha pasado muchísima información, tanto de alojamientos como de lugares para ir a visitar. Si podéis echadle un vistazo a sus relatos, son muy completos e interesantes. Internet está lleno de blogs con relatos de gente que ha hecho esta misma ruta, a poco que busquéis encontraréis muchísima información. Por mi parte, a medida que vaya redactando las entradas iré dando información más detallada de cada lugar.

2 Replies to “La costa oeste de Estados Unidos: datos prácticos”

  1. Pingback: Resumen del 2015 | Fotografiando y viajando

Deja un comentario