Primer día en ruta: compras, ruta 66 y Seligman

Carretera

Después de dos días enteros en Los Ángeles (podéis leer la correspondiente crónica aquí y aquí) comenzaba el verdadero viaje. Por delante teníamos tantos kilómetros como quisiéramos hacer. La próxima parada prevista y reservada era Monument Valley para el día siguiente (a poco más de 1.000km de Los Ángeles) así que el plan del día era conducir hasta cansarnos y, una vez allí, buscar alojamiento. Era uno de los dos días en los que no teníamos lugar reservado para dormir. Estados Unidos está lleno de moteles de carretera y pensamos que no sería muy difícil encontrar uno.

Nuestra idea era salir de LA y encontrar la interestatal 40 que, cruzando el Mojave por el sur, nos llevaría hasta Flagstaff, donde deberíamos desviarnos dirección Kayenta, última población antes de entrar en la reserva donde está Monument Valley. Pero como he dicho, teníamos dos días para hacer esto, así que nos echamos a la carretera sin demasiada prisa.

Carretera

Hay otra cosa que casi todo el mundo que va a Estados Unidos hace: ir a comprar ropa. Hay ciertas marcas que son bastante más económicas allí que aquí, y pasar una mañana o una tarde en un centro comercial (mall en inglés) para llenar la maleta, si es ropa que después aprovecharéis, vale la pena. Nosotros llevábamos las direcciones apuntadas de algunos centros comerciales, cuatro alrededor de Los Ángeles y dos en Las Vegas. Mirando mapas vimos que uno de los centros comerciales de alrededor de Los Ángeles nos cogía de camino, y como no teníamos la agenda del día demasiado llena, decidimos pasar y liquidar las compras.

Los cuatro centros comerciales que están relativamente cerca de Los Ángeles son: Citadel Outlets , Outlets Camarillo , Cabazon Outlets y Ontario Mills. Y en Las Vegas están el North Premium Outlet y el South Premium Outlet. Tanto el outlet de Camarillo como los dos de Las Vegas son de la cadena Premium. Si os identificáis en su página web podréis conseguir descuentos adicionales en determinadas marcas. Nosotros escogimos Ontario Mills, que como ya os he dicho nos cogía de paso y no teníamos que desviarnos de nuestro camino. La dirección es 1 Mills Cir, Ontario CA 91764, y está en la confluencia de la interestatal 15 con la 40. Los centros comerciales, o al menos éste, son enormes, como La Roca Village multiplicado por cinco. Como es casi imposible seguir todas las tiendas en un día, mi consejo es que antes de ir le echéis un vistazo a su página web y decidáis qué marcas os interesan y qué queréis comprar, porque si no os agobiaréis y no disfrutaréis de la jornada de compras.

Carretera

Con el maletero cargado de bolsas de ropa y la tarjeta de crédito un poco más vacía (o más llena, según se mire) seguimos nuestra ruta. Conducir por las carreteras americanas en este punto (el resto del país lo desconozco) es fácil: rectas infinitas hasta donde alcanza la vista, paisaje desértico a ambos lados y en muchos puntos nadie más en la carretera. Se hace difícil mantenerse por debajo de las 65 millas por hora que establece el límite de velocidad, porque la tentación es la de pisar el gas a fondo y correr a todo lo que da el coche (o por lo menos un poco más del que marca el límite), pero no lo hagáis si no queréis volver a casa con una bonita multa (y una noche de arresto) como recuerdo de vuestro viaje. Así que ya os podéis imaginar que pasada la primera hora, en la que estamos embobados mirando el paisaje, el resto de la conducción es bastante monótona y pesada. Por eso también es importante que seáis al menos dos conductores, para poder hacer turnos y descansar un poco.

Carretera

Esta ruta tiene una particularidad, y es que de vez en cuando encontramos desviaciones hacia la mítica ruta 66 y aunque ya no se puede seguir entera, entre Kingman y Seligman hay un tramo que todavía es practicable. Nosotros nos desviamos de la I40 en Kingman, y aunque no la seguimos entera , si que hicimos un trozo y bajamos del coche para poder decir que habíamos pisado parte de la ruta 66. En los tramos que aún funciona encontraréis un montón de tiendas y restaurantes que os intentarán transportar a los años 60.

Ruta 66

Finalmente nos acercábamos a Seligman y se empezaba a hacer tarde, así que decidimos buscar un lugar para pasar la noche y descansar. En Seligman encontramos que había tres moteles. En el primero estaba el temido cartel de “No vacancy”, pero unos metros más adelante encontramos el Supai Motel, con el cartel de “Vacancy” iluminado. Una simpática mujer india nos informó que le quedaba una habitación disponible y que, si la queríamos, era nuestra. Como no era cuestión de ponerse tiquismiquis nos quedamos. E hicimos bien, porque dos minutos más tarde entró otra pareja que buscaba alojamiento y no lo encontraba. Si no hubiéramos podido alojarnos en Seligman hubiéramos tenido que conducir hasta Flagstaff, y esto implicaba añadir una hora más a nuestra ruta y llegar bastante tarde al destino, además sin tener la seguridad de encontrar allí un lugar para dormir. Por lo tanto, nuestro consejo es que si planeáis pasar por lugares tan emblemáticos como éste, donde previsiblemente mucha gente intentará pasar la noche, estéis allí bastante temprano para tener tiempo de buscar alojamiento, o directamente lo llevéis reservado desde casa.

Supai Motel

Supai Motel

En Seligman cenamos en Westside Lilo’s Cafe , un local con una decoración bastante peculiar y que, una vez más, nos recordaba que estábamos en la ruta 66. Comimos mucho y muy bien, mientras conversábamos con un simpático estadounidense que estaba sentado en la mesa de nuestro lado y nos contaba que había hecho el Camino de Santiago dos veces. Si vais debéis tener en cuenta que el restaurante cierra a las 9 de la noche, así que procurad llegar temprano o no os servirán. A la salida hay una tienda de recuerdos donde podréis comprar souvenirs de la ruta 66.

Westside Lilo's

Westside Lilo's

Había sido un día muy largo, y al día siguiente nos esperaba otra tanda de kilómetros considerable, así que después de cenar volvimos al hotel a dormir, que bastante falta nos hacía. Al día siguiente veríamos uno de los lugares emblemáticos del viaje: Monument Valley.

Nota: Algunas de las fotos que ilustran esta entrada están hechas con el móvil y desde el coche, por eso la calidad es tan baja.

2 Replies to “Primer día en ruta: compras, ruta 66 y Seligman”

    • Sandra Post author

      Ciertamente el verdadero viaje empieza cuando sales de Los Angeles y coges la carretera. Los Angeles es un mal necesario, porque la mayoría de los vuelos aterrizan allí, pero en mi opinión totalmente prescindible.

      Reply

Deja un comentario