Tercer día en ruta (I): Horseshoe Bend, Monument Valley y Antelope Canyon

Monument Valley

La noche antes había dejado la cámara y el trípode preparados y me fui a la cama. La fotografía de la puesta del sol del día anterior no había salido como yo quería pero no pensaba perderme la salida, así que el despertador sonó a las 5.30 de la mañana. Esta vez me aseguré, la habitación estaba bien orientada hacia el este (de hecho todas lo están). Esto de calcular a qué hora debe salir el sol no lo acabo de llevar muy bien, por eso, cuando me desperté, todavía era de noche. De todos modos me quedé levantada, y pude ir haciendo fotos de las primeras luces del día.

Monument Valley

El espectáculo estaba siendo maravilloso, y poder contemplar este paisaje, en el balcón de la habitación y rodeada de silencio fue realmente mágico. Poco a poco el sol hacía su aparición por detrás de las rocas.

Monument Valley

Monument Valley

Nos dieron las siete de la mañana y teníamos que ir a desayunar. Nos esperaba un día bastante apretado de visitas. Teníamos que llegar hasta Grand Canyon, con parada en Page para visitar Antelope Canyon, así que más nos valía ponernos temprano en marcha. Pero yo no tenía La Foto, y dejé la cámara programada para que fuera disparando. Mientras desayunábamos íbamos viendo como poco a poco se hacía de día y como todos los huéspedes del hotel salían los balcones de su habitación para contemplar el espectáculo. Y la conseguí, tengo La Foto.

Monument Valley

Ahora sí, tocaba irse. Recogimos la habitación y cargamos el coche. Teníamos reservado el tour de Antelope Canyon de las 11 de la mañana, y teníamos unas dos horas de camino, así que era mejor que nos diéramos prisa. Afortunadamente, al volver a cruzar la frontera del estado ganamos una hora, con lo que al final nos sobró tiempo.

Ruta

En Monument Valley hay otro punto en el que todo el mundo se hace fotos, el punto “Forrest Gump”. Si habéis visto la película recordaréis que Forrest, después de (creo) tres años corriendo y cruzando el país, llega un momento en que se para y decide volver a casa. Esta escena está rodada en Monument Valley. Sabed que este punto está en la carretera saliendo dirección Mexican Hat, justo hacia la otra dirección a la que íbamos nosotros, así que no lo vimos.

Ruta

En un principio, cuando planificamos la ruta, Antelope Canyon había quedado fuera. Nos obligaba a dar una vuelta considerable y a apretar aún más nuestra agenda. Pero a medida que veíamos fotos del lugar nos sabía más mal perdernos esta visita, así que al final la incluimos. ¡Y fue todo un acierto! Antelope Canyon está en Page (Arizona) y también lo gestionan los indios Navajo. No se puede hacer la visita por libre, tienes que contratar alguno de los tours que ofrecen. En internet encontraréis varias agencias que lo hacen, nosotros fuimos con Antelope Canyon Tours. Pero antes de esta visita pudimos hacer otra. Como llegamos bastante temprano (gracias a la hora ganada al cruzar la frontera del estado), nos dio tiempo a visitar Horseshoe Bend, un punto en el que el río Colorado forma un meandro de casi 360 grados.

Horseshoe Bend

Tengo que decir que las indicaciones para llegar no están muy claras, y nosotros nos ayudamos de las instrucciones de nuestro GPS. A pocos kilómetros a la salida de Page encontramos una gran explanada donde podremos dejar el coche. Allí una ranger muy simpática nos indicó el camino, aunque no era necesario, sólo hacía falta seguir a la gente. El camino es accesible pero no es plano, primero encontramos un poco de subida y luego va haciendo bajada. Pero en total son unos diez minutos, no más.

Horseshoe Bend

En días de viento o mal tiempo no se puede visitar Horseshoe Bend, y es que no hay ningún tipo de valla de seguridad ni barrera que nos separe del precipicio, así que un golpe de viento podría terminar en un desgraciado accidente. Afortunadamente el día que fuimos nosotros lucía un sol espléndido.

Horseshoe Bend

Y cuando nos asomamos al abismo vemos esto:

Horseshoe Bend

Horseshoe Bend

El sitio está visto rápidamente, así que en media hora más o menos ya tendréis la visita realizada. Volvimos a Page a esperar que fuera la hora de hacer la visita a Antelope Canyon. Nosotros cogimos la visita de las 11 de la mañana, que ya llevábamos reservada desde casa (recomendable si vais en temporada alta), en teoría la mejor (al menos la más cara) porque se supone que a esa hora los rayos de sol entran directamente por las rendijas y el espectáculo es mejor. Pero esto, tal y como nos dijo la guía, sólo pasa en verano. Así que si vais en otoño, como nosotros, os lo podéis ahorrar.

Antelope Canyon

También os podéis ahorrar, para mi gusto, la visita “fotográfica”. Es el doble de cara que la otra (que ya es bastante cara, 50$ por persona), y la única diferencia es que te dejan entrar con trípode y tienes más tiempo para hacer las fotos. Pero la cantidad de turistas no te lo ahorras, y el lugar no es excesivamente grande para poder estar allí plantado haciendo fotos.

Antelope Canyon

A la hora en punto nos recogieron en la puerta de la oficina, subimos en estos jeeps que veis y nos llevaron al cañón. Un consejo: no os olvidéis las gafas de sol, un pañuelo para taparos la boca, a poder ser un sombrero para la cabeza y sobre todo, proteged bien las cámaras. El trayecto dura unos 10 minutos y el camino es todo de arena, así que al llegar a lugar pareceréis carne rebozada a punto de pasar por la sartén. El lugar es muy impresionante, pero yo le pondría dos peros: la antipatía de los Navajo que lo gestionan (ya hablé de ello en la entrada de Monument Valley) y la cantidad de gente que hay. Las entradas no son precisamente baratas, podrían hacer entrar menos personas por hora, porque allí dentro es bastante estrecho, e ir esquivando gente a veces se hace difícil.

Antelope Canyon

se hace caminando y es a ras de suelo, así que no hay que tomar ninguna precaución especial, más allá de intentar no tragar arenae ir esquivando gente. Tened las cámaras preparadas y empezad a hacer fotos. Os dejo unas cuantas, que tengo muchas, el resto las podéis ver en mi galería de Flickr .

Antelope Canyon

Antelope Canyon

Este cañón se ha formado durante muchos años por el efecto del agua, y las formas sinuosas que cogen las rocas son realmente bonitas. Aunque está en el desierto, en caso de lluvia es una zona fácilmente inundable, por eso nos podemos encontrar con que, en caso de mal tiempo, nos suspendan la visita.

Antelope Canyon

Antelope Canyon

Antelope Canyon

Antelope Canyon

La visita dura unas dos horas, entre ida y vuelta. Cuando terminamos nos volvieron a llevar a Page, donde comimos algo y volvimos a coger el coche. Ese día dormíamos en Grand Canyon. Pero eso os lo enseño en la próxima entrada.

5 Replies to “Tercer día en ruta (I): Horseshoe Bend, Monument Valley y Antelope Canyon”

  1. Mari Carmen

    Preciosas fotos!! Por cierto, ¿Qué cámara tienes que permite eso de programar y que pueda ir haciendo fotos?
    Si tengo ganas de ir a la costa oeste de EEUU es precisamente por los sitios que visitásteis este día.

    Reply
    • Sandra Post author

      Muchas gracias, Mari Carmen!
      Tengo una Nikon D5200, y eso de poder programarla es una de las grandes ventajas que tiene esta cámara! Para hacer un time-lapse es estupenda, porque le defines el intervalo de tiempo y ella sola va disparando, no tienes que estar pendiente!

      Reply
  2. Pingback: Tercer día en ruta (II): Grand Canyon – Fotografiando y viajando

Deja un comentario