Breves apuntes

Ya estamos de vuelta. Ya sé que es un tópico, pero…¡¡qué rápido se pasan las vacaciones!! Como os conté en la entrada de despedida, hemos vuelto a hacer ruta en coche, pero en vez de centrarnos en un solo país, o parte de él, como hicimos el año pasado, hemos pisado unos cuantos países. El destino mismo nos obligaba, ya que para llegar a Alemania por carretera es necesario cruzar Francia y Suiza, o Austria, Italia y Francia. Y nosotros hemos hecho las dos cosas, una a la ida y otra a la vuelta.

Mientras acabo de seleccionar y editar las fotos, os dejo unos breves apuntes.
Suiza
No es ningún secreto, Suiza es carísimo. Nosotros hemos sobrevivido los cinco días que estuvimos en el país casi exclusivamente de la comida enlatada y envasada que llevábamos desde casa. Sin embargo, encontré dos cosas razonablemente baratas, las autopistas y los párkings públicos.

Transporte
Para circular por las autopistas suizas es necesario comprar un adhesivo, que se engancha en la luna delantera, y te da derecho a circular por todas las autopistas durante un año (en este caso durante el 2012, no un año desde que compras el adhesivo, que quede claro). El adhesivo cuesta 40 CHF y se compra en la misma frontera. Si accedéis al país por autopista, al menos desde Francia, al llegar a la frontera hay carteles indicando que, los vehículos que no dispongan del adhesivo, deben pasar por unos carriles especiales, donde encontraremos unos puestecitos en los que unos empleados muy amables nos venden el adhesivo en cuestión. Teniendo en cuenta el precio de los peajes en España, pagar algo más de 30€ por circular por las autopistas durante todo un año me parece más que razonable.

Otra cosa que encontré barata fueron los aparcamientos públicos, al menos en Ginebra y Fribourg. Aparcar el coche costaba 1 CHF la hora (en Barcelona los aparcamientos públicos están a más de 3€ la hora). En Berna ya tenían otro precio, aunque no era excesivo (unos 2,5 CHF la hora).

El resto de cosas del país están a niveles simplemente prohibitivos, al menos para nosotros.

Alojamiento
Hemos estado en tres cámpings, todos absolutamente recomendables. Pequeños, tranquilos, y en entornos incomparables.

El primero, el Camping Seeweid Schwarzsee, junto al lago con el mismo nombre. Precioso. Más que un cámping era una pequeña urbanización con casitas de madera y unas cuantas parcelas, pocas, para la gente que quería acampar allí. A veinte minutos en coche de Fribourg y un poco más de Berna, un lugar ideal para explorar toda aquella zona. Desde el cámping salían varias rutas de senderismo.

Camping Seeweid Schwarzsee

El lugar tiene un pero, el precio de los servicios. La barra de pan, 3,30CHF, el agua caliente para la ducha, 1CHF y la bolsa de basura (porque tenía que ser una bolsa especial) también 1CHF.

El segundo cámping, el Breithorn, estaba en la zona de Interlaken. La ubicación perfecta para visitar la zona. Un poco más grande que el anterior, pero tampoco demasiado, los precios de los servicios eran más asequibles. El agua caliente de la ducha era gratis y el pan no tenía tampoco esos precios astronómicos.

Cámping Breithorn

Vistas desde el cámping Breithorn

Y el tercer cámping, el Maurholz, de nuevo junto a un lago. Cuando digo que los cámpings estaban junto a un lago, me refiero a que sin salir de ellos podías acceder al lago y bañarte en sus aguas. Son el equivalente a nuestros cámpings en la playa. De nuevo nos encontramos con tener que pagar por el agua caliente (0,5CHF), pero de nuevo compensa la tranquilidad del lugar y el entorno. Este cámping tenía una curiosidad, era libre de coches. Después de descargar todos los bultos, nos obligaron a dejar el coche aparcado en un aparcamiento en la entrada. De este modo, los niños pueden correr tranquilamente por las calles del cámping, y nadie es molestado de su siesta por el ruido de un motor.

Qué visitar
Sin duda, el gran activo de Suiza son sus paisajes. Y si hay algo que destaque por encima de todo, en lo que a visitas turísticas se refiere, es el Jungfraujoch. Presume de ser la estación de tren más alta de Europa (a algo más de 3.400 metros de altura), desde allí tendremos unas vistas que simplemente te dejan helado (y no por el frío que hace, que también). Pero la comodidad de subir a 3.400 metros sin despeinarse hay que pagarla, y el billete de tren hasta llegar allí no es precisamente barato (190,20CHF). Sin embargo, este año, los españoles estamos de suerte. Que sepáis que, gracias a que la selección española ganó la Eurocopa, el billete para nosotros está a mitada de precio, al igual que ocurrió durante el 2008. Sólo tenéis que ir a esta página web, contestar a un par de sencillas preguntas y comprar los billetes on-line. Tened en cuenta que los billetes no son reembolsables, así que primero aseguráos de que para el día que habéis escogido para la visita está previsto buen tiempo. Haré una entrada completa sobre el día que pasamos allí, pero me ha parecido interesante comentar esto, por si hay alguien que tenga previsto ir a Suiza en los próximos días.

El Jungraujoch

Alemania
Destino inicial de nuestras vacaciones, en concreto Baviera. Lo que pasa es que al ver que debíamos cruzar Suiza hasta llegar allí decidimos demorarnos un poco en el viaje.

Transporte
Dudo si será en todo el país, pero nosotros no hemos pagado ni una autopista de las que cogimos en Alemania. En Munich lo mejor es moverse en transporte público. Existe un billete que, por 13€, nos da derecho a coger el transporte público (U-Bahn, S-Bahn, autobús y tranvía) de forma ilimitada durante 3 días.

Alojamiento
De nuevo hemos estado en tres cámpings. El primero, el Via Claudia, una maravilla. A 20km del castillo de Neuschwanstein fue, hasta la fecha, el mejor cámping de todos los que habíamos visitado. Unas parcelas grandes, unos servicios completísimos y limpísimos y un personal muy amable hicieron que nos diera mucha pena tener que dejarlo. Un cámping en el que, a parte de no tener que pagar por el agua caliente, tenías a tu disposición una plancha, me parece que se merece una mención especial.

El segundo cámping estaba en Munich. Ha sido, con diferencia, el peor cámping de todos los que hemos estado este verano (que no de todos los que conocemos, ese honor lo tiene uno cerca de Burdeos). Pequeño, sin parcelas definidas, 1,5€ por el agua caliente de la ducha y personal tirando a antipático. Y por qué os lo recomiendo? Por la ubicación, porque está en Munich. A las afueras, pero en la ciudad, no en el pueblo de al lado. Y esto nos permitió dejar el coche aparcado durante tres días y movernos en transporte público. Se puede coger un autobús en la misma puerta que nos deja en una estación de metro, cerca del Olimpiapark, y ya desde allí movernos tranquilamente por toda la ciudad. Y no tener que conducir por Munich, teniendo el cuenta el caos de la ciudad y la cerveza que seguro vamos a degustar, es una tranquilidad.

El tercero, a orillas del Chiemsee, vuelve a ser un cámping delicioso. Un personal amabilísimo y unas instalaciones muy correctas hicieron que nuestra breve estancia allí fuera muy agradable. De nuevo tuvimos que pagar por el agua caliente (0,50€), pero es el único pero que se le puede poner al cámping.

Qué visitar
Por supuesto Baviera tiene montones de cosas para visitar, y a medida que haga las correspondientes entradas os iré enseñando qué vimos nosotros. Aquí sólo os cuento que, por 40€, podréis comprar un ticket que os dará derecho, a dos personas y durante dos semanas, a visitar casi todas las residencias, palacios y castillos de Baviera. Y digo casi todas porque Hohenschwangau no está incluído, aunque sí Neuschwanstein, Linderhof y Herrenchiemsee, y sólo con esto ya habéis amortizado el precio del ticket. Nosotros lo compramos en las taquillas de Neuschwanstein y os aseguro que le hemos sacado provecho.

Schloss Hohenschwangau

Austria

Transporte
Al igual que hicimos en Suiza, aquí también tuvimos que comprar un adhesivo que nos daba derecho a circular por las autopistas austríacas. En este caso, un vale de 10 días nos costó 8€. De nuevo me parece un precio más que razonable (los peajes de Barcelona a la frontera francesa ya valen más de eso). Se puede adquirir en gasolineras y áreas de servicio de la frontera, perfectamente señalizadas.

Alojamiento
Sólo estuvimos en un cámping, muy cerca de Innsbruck, y consiguió desbancar al Via Claudia como el mejor cámping de todos los que hemos visitado. El Natereer See, también junto a un lago, es un lugar fantástico para ir a pasar unas vacaciones tranquilas, lástima que esté tan lejos de casa.

Orillas del lago en el Natereer See

Del resto de países poco tengo que contar en este apartado. Cuando cruzamos Italia nos alojamos en un hotel de la cadena Ibis en Cremona (ciudad muy bonita) y la última noche la pasamos en un Formule 1 a unos 15km de Niza, que son muy sencillos pero cumplen su cometido,una cama limpia y una ducha, aunque sea compartida.

Poco a poco iré editando las fotos y subiendo las correspondientes entradas, para que podáis disfrutar conmigo de los paisajes que hemos tenido la oportunidad de ver este verano. Hasta la próxima!

One Reply to “Breves apuntes”

  1. Pingback: La Jungfraujoch « Fotografiando y viajando

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.