Browsing articles in "Blog"

El mercado de Navidad de Núremberg

dic 14, 2014   //   by Sandra   //   Alemania, Baviera, Viajes  //  2 Comments

Nuremberg

Si os gusta la Navidad y os encanta pasear por los mercados, vuestro lugar es Alemania en época de adviento. Siempre había escuchado que los mercados navideños alemanes eran espectaculares, tenía muchas ganas de visitar alguno, y este año, gracias a un viaje sorpresa que me ha organizado Cesc (¡gracias de nuevo, cariño!) he podido visitar uno. Nada menos que el de Núremberg, el famoso Christkindlesmarkt (Mercado del Niño Jesús).

Nuremberg

Nuremberg

Núremberg (Nürnberg en alemán) es la segunda ciudad de Baviera y la decimocuarta de Alemania. Tristemente ha pasado a la historia por los “juicios de Núremberg”, ya que fue aquí donde los aliados juzgaron a los principales dirigentes nazis una vez terminada la Segunda Guerra Mundial. También, por ser un importante feudo nazi, la ciudad quedó totalmente destruida durante la guerra, pero la han reconstruido con mucho gusto y manteniendo el estilo original.

Pero volvamos a su mercado. Es el más antiguo del país y cada año recibe miles de visitantes, alemanes y extranjeros, que sobre todo durante el fin de semana llenan las calles y disfrutan de una taza de Glühwein (vino caliente con especias, si no lo habéis probado, hacedlo) mientras escucháis cantar al coro en la puerta de la iglesia y paseáis entre los puestos de adornos y dulces de Navidad.

Nuremberg

Nuremberg

Cómo llegar

Nuremberg

Si no voy equivocada no hay vuelo directo entre Barcelona y Núremberg, así que tendréis que hacer escala en otro aeropuerto. Nosotros volamos con Swiss Air vía Zurich, una compañía que hizo alarde de la “puntualidad suiza” y en la que nos trataron muy bien. En el avión de ida nos dieron de desayunar, lo que hacía mucho tiempo que no veía en un avión (cosas de volar siempre en low-cost). Una vez en el aeropuerto, y para llegar al centro de la ciudad, podéis coger la línea U2 del metro, que os dejará en escasos 10 minutos en la estación central (Hauptbanhof) y el centro de la ciudad (Altstadt). El precio del billete es de 2,5 € por persona. La parada del metro está justo a la salida de la terminal, no tiene pérdida.

Nuremberg

Otra opción sería volar hasta Múnich, a donde sí hay muchos vuelos, y coger el tren hasta Núremberg, que os dejará en poco más de una hora en la estación central.

Dónde dormir

Nuremberg

Núremberg es una ciudad media, con unos 500.000 habitantes, pero tanto el mercado como todo lo que vale la pena visitar están en el centro, así que mejor buscar un hotel que esté cerca del Altstadt. Nosotros nos hemos alojado en el hotel Leonardo y si le tuviera que poner una puntuación sería de 8/10. La habitación era grande, limpia y con las camas cómodas; el cuarto de baño era pequeño pero tenía todo lo imprescindible, incluyendo secador de pelo; el buffet del desayuno era abundante y muy bueno; hay Wi-Fi gratuito en las habitaciones y está a escasos cinco minutos de la parte antigua, muy cerca de una parada de metro de la línea U2, así que pudimos llegar directamente desde el aeropuerto, lo que hace que sea muy cómodo. Pero está en una calle muy oscura, solitaria y por la que da un poco de miedo pasar. Desde la parada del metro al hotel pasamos por una calle que parecía que estuviéramos en medio de un polígono industrial. No hay ni una casa ni una tienda, sólo solares y hoteles de reputación sospechosa. Tengo que decir que nosotros no tuvimos ningún susto, no encontramos a nadie y fuimos y vinimos sin problemas, pero la ubicación del hotel hace que la valoración global baje un poco.

Nuremberg

Dónde comer

Nuremberg

Comer no será un problema, el mercado está lleno de paradas de bocadillos de las típicas salchichas de Núremberg, que por 3€ os matarán el gusanillo, y si os cogéis dos ya casi habréis comido. Las tazas de Glühwein cuestan 3€ y tienes que dejar 2,5€ más de depósito para la taza propiamente. Algo muy cómodo es que puedes devolver la taza en cualquier puesto, no sólo en el que has cogido el vino, así puedes seguir caminando tranquilamente mientras te lo acabas.

Y si lo que queréis es sentaros, os recomiendo que vayáis al restaurante que está en este edificio, en el centro de la ciudad pero alejado de la zona del mercado. No sé el nombre de la calle, pero está en un extremo de la parte antigua, junto a una de las puertas de la antigua muralla y frente a la Casa-Museo de Dürer.

Nuremberg

Es un local típico, con pocas mesas, y en el que te sentarán donde haya sitio. Esto quiere decir que seguramente acabarás compartiendo mesa con algún desconocido. Nosotros lo hicimos con una pareja de australianos con quienes tuvimos una conversación muy agradable. Si vais a un restaurante, ya sea este u otro, no dejéis de pedir Schweinhaxe, es un plato típico alemán y está buenísimo.

Qué ver

Nuremberg

Si vais en esta época, obviamente el mercado. El mercado principal está en la Plaza del Mercado, la Hauptmarkt, pero hay puestos repartidos por todas las calles de la parte antigua, así que no os limitéis sólo a esta plaza porque os perderéis una buena parte del ambiente navideño de la ciudad.

Además Núremberg tiene otros puntos de interés, como el Castillo Imperial y la Casa-Museo de Dürer. En una próxima entrada os los enseñaré. Mercado aparte, la ciudad nos pareció muy bonita y recomendable para pasar un fin de semana.

El Chriskindlesmarkt

Nuremberg

Este año abrió sus puertas el día 28 de noviembre y hasta el 24 de diciembre, cada día de 10 a 9 de la noche. Os dejo aquí el enlace a su página web (en inglés y alemán). Es una maravilla pasear entre sus puestos y quedarse embobado viendo los diferentes adornos que hay. Yo me los hubiera llevado todos, si no hubiera sido porque la maleta ya iba bastante llena y me daba miedo que llegaran la mitad rotos. Así que como recuerdo tengo cientos de fotografías!

Y si el mercado de día es bonito, la verdadera magia comienza de noche, cuando están todas las luces encendidas. Puesto que es invierno no tendréis que esperar mucho, y a las cinco de la tarde ya es completamente de noche y las luces de Navidad iluminan las calles.

Nuremberg

Un apunte: la foto anterior está hecha desde una terraza que hay en un lateral de la plaza, llena de bares, y a la que se puede acceder libremente. Yo pude poner tranquilamente mi trípode y hacer las fotos que quise. La iglesia de Nuestra Señora (la que se ve en la foto) tiene una terraza a la que se puede acceder, con una vista sobre todo el mercado, pero a pesar de que la entrada a la misma es gratuita, para acceder a la terraza cobran 3.5€. Me pareció muy “pesetero” esto de hacer cobrar sólo para salir a la terraza, así que yo no subí.

Nuremberg

Nuremberg

Si queréis cenar en el mercado no hay problema, pero si queréis hacerlo en alguno de los restaurantes de alrededor mejor que vayáis temprano (sobre las siete), porque si no os podéis encontrar con que están a punto de cerrar la cocina y ya no os servirán.

Nuremberg

Nuremberg

Ha sido una escapada fantástica y durante tres días hemos podido respirar un verdadero ambiente navideño. Me parece que hemos abierto la veda, ¿qué mercado podríamos visitar el año que viene?

Un palacio y una visita a Stuttgart

nov 13, 2014   //   by Sandra   //   Alemania, Baden-Wurtemberg, Ruta Alemania, Viajes  //  8 Comments

Ludwigsburg

Inicialmente no teníamos previsto hacer ninguna de estas dos visitas, pero como ya expliqué en la entrada anterior, llegamos a la Selva Negra sin tener mucha idea de que queríamos ver, aparte de Freiburg (que ya habíamos visto) y Baden-Baden (que teníamos previsto para el día siguiente). Así que cogimos la guía y buscamos a ver qué nos recomendaba que nos cogiera cerca de donde estábamos. Y destacaba el Palacio de Ludwigsburg, en la ciudad que lleva este nombre y a tan sólo 12 kilómetros de Stuttgart.

Ludwigsburg

Fue un encargo del Duque de Wurtemberg (a quien Napoleón más tarde haría rey) hacia principios del siglo XVIII, en un intento de imitar el Palacio de Versalles, que había visitado de joven y del que había quedado maravillado. Ya era el segundo palacio que visitábamos en Alemania (el primero fue Herrenchiemsee) que se construía imitando el de Versalles, y ya teníamos ganas de ver el original. Parece ser que primero fue la construcción del palacio y posteriormente surgió la ciudad a su alrededor.

Ludwigsburg

Como ocurre en todos estos palacios, hay que pagar una entrada de 7 € y la visita debe hacerse con un guía, con visitas en inglés y alemán. Como Cesc no habla alemán cogimos la visita en inglés, pero debo confesar que hubo momentos en que nos costó entender qué decía el guía, del acento tan cerrado que tenía (en alemán no sé si hubiera entendido nada). Tampoco se podían hacer fotos del interior del palacio, lo que es una pena porque vimos habitaciones magníficas, pero se entiende que no permitan que la gente se entretenga a hacer fotos en cada estancia (después de la visita a Versalles, que relataré cuando cronológicamente le toque, yo también estoy a favor de no permitir hacer fotos en el interior de los palacios).

Ludwigsburg

Ludwigsburg

La visita duró más de una hora, así que no se puede decir que el precio de la entrada sea excesivo. No sé si la ciudad tiene alguna atracción turística más, pero si por un casual alguna vez estáis cerca de Stuttgart, vale la pena que os acerquéis a Ludwigsburg a ver a su palacio.

Stuttgart

Se nos había hecho tarde, muy tarde, todavía no habíamos comido y no encontrábamos ningún sitio cerca para comer (el palacio está un poco apartado de la ciudad). Como estábamos al lado de Stuttgart decidimos ir hacia allá. Al ser una gran ciudad (es la capital del estado) algún lugar encontraríamos para comer, aunque fuera un bocadillo de salchicha. Y así terminamos visitando la ciudad cuna de Mercedes-Benz.

Stuttgart

Stuttgart

Stuttgart es la capital del estado de Baden-Wurtemberg y una de las más ricas de Alemania. Nosotros sólo pasamos una tarde y nos dedicamos a pasear, pero si sois amantes de los coches no os podéis perder los museos de Mercedes y Porsche. Nuestra misión principal en la ciudad era comer, lo que conseguimos en un Biergarten en el centro, donde por un módico precio nos sirvieron un Schnitzel (escalope) que nos sirvió de comida-merienda-cena. Alemania en general es un país muy asequible, pero a la hora de comer no tenéis que sufrir nada, por poco dinero os sirven un Schnitzel o un Schweinshaxe (codillo de cerdo) que os quitará el hambre por un buen rato. Y si no siempre podéis recurrir a las conocidas salchichas, también buenísimas.

Stuttgart

Stuttgart

Nosotros llegamos con nuestro propio coche, que pudimos aparcar en un aparcamiento público en el centro mismo, junto a la estación del tren, pero Stuttgart tiene muy buena combinación para llegar en transporte público (avión o tren).

Stuttgart

Stuttgart

Stuttgart

El casco antiguo es bastante pequeño y agradable para pasear. No diría que es una ciudad a la que vale la pena ir expresamente, no tiene el encanto de otras ciudades alemanas, pero si estáis por la zona y tenéis una tarde perdida, como nosotros, os podéis acercar.

Stuttgart

Stuttgart

Como podéis ver en las fotos, hacía muy mal tiempo pero al menos no nos llovió. La sorpresa nos la llevamos cuando llegamos al camping, donde descubrimos que las aguas freáticas habían emergido a la superficie y habían inundado el suelo de nuestra tienda de campaña y parte de las cosas que había dentro. Como ya he dicho varias veces, la lluvia fue una molesta compañera de viaje.

Stuttgart

Stuttgart

Una aproximación a la Selva Negra

oct 27, 2014   //   by Sandra   //   Alemania, Baden-Wurtemberg, Ruta Alemania, Selva Negra, Viajes  //  8 Comments

Todtnauer Wasserfall

La Selva Negra (Schwarzwald en alemán) es una zona boscosa que se encuentra en el suroeste de Alemania, en la región de Baden-Wurtemberg y fronteriza con Francia y Suiza. Creo que es importante hacer esta aclaración porque antes de ir este verano, me encontré con varias personas que me decían que si iba a la Selva Negra no me podía perder Munich o el castillo de Neuschwanstein. Ciertamente son dos lugares muy recomendables (y que ya visitamos hace dos veranos) pero también es cierto que están en Baviera, la región de al lado.

Todtnauer Wasserfall

Hecha esta aclaración os diré que nosotros vimos muy poco de la Selva Negra. ¿Y por qué? ¿Que no es lo suficientemente bonita? Pues sí, es un paraje precioso, pero nosotros somos un desastre organizando nuestros viajes (aparte de unos ansias que queremos ver muchas cosas en pocos días), y toda la información que habíamos recogido en el pasado Salón del Turismo de Cataluña sobre la región se quedó en casa, bien guardada dentro de una bolsa. La guía que llevábamos, una general de toda Alemania, daba una información muy poco concreta de lo que había que ver a parte de las dos ciudades más destacadas, Freiburg y Baden-Baden, así que improvisamos un poco sobre la marcha. Y empezamos por Freiburg, donde el tiempo, como podéis ver en las fotos, no nos respetó mucho. Debo decir que tengo muchas menos fotos de este viaje de las que me gustaría, pero es que las lluvias continuadas me obligaron muchas veces a guardar la cámara si no quería que se me estropeara.

Freiburg

Freiburg

Llegamos en coche hasta la ciudad y pudimos aparcar en un aparcamiento público cerca del centro. Los aparcamientos en Alemania tienen más o menos el mismo precio que en Barcelona (o sea, caros), pero a menudo son la única opción si vamos con nuestro propio coche y no lo queremos dejar muy alejado. Lo primero que vimos al llegar fue la plaza de la Catedral y el mercado que hacían alrededor. Se nota que los alemanes están acostumbrados a que llueva porque a pesar del tiempo las calles estaban llenas de gente paseando o comprando.

Freiburg

La Catedral, de estilo gótico, destaca en medio de todos los edificios, aunque los hay preciosos como éste de abajo en la Münsterplatz.

Freiburg

Freiburg

Freiburg

Cuando se detuvo un poco la lluvia aprovechamos para pasear por el resto de la ciudad, que encontramos muy animada, y es que no en vano es una conocida ciudad universitaria. Para ser finales de julio había un montón de estudiantes por la calle, y las terrazas que estaban a cubierto estaban todas llenas.

Viendo que no se decidía a parar decidimos coger el coche y conducir un poco por las carreteras de la Selva Negra. Y pusimos rumbo a Todtnau.

Todtnau

Es un pueblo muy pequeño ahora sí en medio de la Selva Negra. Si os gusta conducir o simplemente contemplar el paisaje, llegar hasta aquí es una delicia. En contra de lo que podría parecer, las carreteras de montaña son muy buenas, bastante anchas y perfectamente señalizadas. Después de dos rutas en coche por Alemania podemos asegurar que conducir por ese país es una maravilla.

Todtnau

Cuando llegamos al pueblo pudimos aparcar sin problemas y dar un vueltecita, bajo la insistente lluvia que nos iba cayendo.

Todtnau

Pero la visita estrella del día fue esta: las Todtnau Wasserfall (cascadas de Todtnau). Vimos el indicador en la carretera y de vuelta decidimos parar allí. Hay un poco de aparcamiento en la misma carretera donde poder dejar el coche (de forma segura, no mal aparcado en el arcén). Debo decir que yo no estaba demasiado convencida de parar , estaba lloviendo, no llevábamos calzado adecuado y no sabía con qué nos íbamos a encontrar. Así que pactamos con Cesc que a los diez minutos de andar, si no encontrábamos nada, nos daríamos la vuelta. Pero no fue necesario. El camino era así como veis, una pista perfectamente transitable, y un cartel al inicio de la misma que nos indicaba que las cascadas estaban a 500 metros.

Todtnauer Wasserfall

Al final del camino encontramos esto, un inmenso salto de agua.

Todtnauer Wasserfall

Todtnauer Wasserfall

Quizás no es tan espectacular como las Trümmelbachfälle de Suiza pero no está nada mal. Y todo ello rodeado de un paisaje espectacular.

Todtnauer Wasserfall

Todtnauer Wasserfall

Como queríamos seguir explorando la Selva Negra volvimos al coche y todavía nos dirigimos a otro pueblo: St. Blasien.

St Blasien

Un pueblecito igual de pequeño que Todtnau donde destaca una iglesia con una enorme cúpula que se ve desde casi todas partes.

St Blasien

St Blasien

Con la visita a St. Blasien pusimos fin a la primera incursión en la Selva Negra.

Páginas:«1234567...65»

DPK ahora también en castellano

Archivos

Categorías

Miembro de

Sígueme

  • Flickr
  • Google+
  • Instagram
  • WordPress.com Blog
  • Vimeo

Suscripción por RSS

Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y suscríbete a este blog. Estarás al día de todas las actualizaciones.

Únete a otros 8 suscriptores

¿Qué estás buscando?

Visitantes ahora mismo