Browsing articles in "Blog"

Un poquito de Hamburgo

feb 8, 2015   //   by Sandra   //   Alemania, Hamburgo, Ruta Alemania, Viajes  //  4 Comments

Hamburgo

Cuando planificamos las vacaciones lo hacemos con un mapa del país que queremos visitar delante. Señalamos qué pueblos o ciudades queremos ver, qué distancia hay entre ellos y cuántos días queremos estar en cada lugar. Si vemos que hemos planificado demasiadas paradas o nos salen demasiados días, hacemos cambios hasta que la ruta se ajusta a nuestras posibilidades (de días y de dinero, claro). Parece que no, pero nosotros planificamos nuestras vacaciones con muchos meses de antelación, a menudo en Navidad ya sabemos dónde iremos el próximo verano. Pero a pesar de la planificación no siempre nos sale bien, y eso es lo que nos pasó con Hamburgo, que nos quedamos cortos.

Hamburgo

Veníamos de Frankfurt, nuestra última parada. Según Google Maps de Frankfurt a Hamburgo hay casi 500km, unas 5 horas de conducción. Una distancia y un tiempo de viaje a priori razonables. Teníamos previstas dos noches en un camping a orillas del Großensee, a poca distancia de Hamburgo. Creíamos que dispondríamos de tiempo suficiente para ver la ciudad, porque además nos habían dicho que Hamburgo tampoco valía mucho la pena.

Hamburgo

Pero lo que debían ser cinco horas de viaje se convirtieron en ocho, y si teníamos previsto llegar al camping a mediodía lo acabamos haciendo cerca de las 7 de la tarde, con el tiempo justo para ir a recepción a hacer la inscripción y montar la tienda. La culpa la tuvieron las interminables caravanas que encontramos durante todo el recorrido, debido a las obras de mejora que estaban haciendo en las autopistas. Las autopistas alemanas son gratuitas, y magníficas para conducir por ellas, pero también necesitan arreglos, y parece que el gobierno alemán decidió hacerlos todos juntos el pasado verano. La palabra “Stau” (retención en alemán) nos quedó grabada a fuego. Como comprenderéis, el primero de los dos días que teníamos pensado dedicar a Hamburgo lo perdimos entero, por eso terminamos quedándonos cortos. Afortunadamente el camping resultó estar en un lugar idílico, y un baño en el Großensee sirvió para quitarnos los nervios que habíamos ido acumulando durante todo el día. Si os decidís a ir de camping por esa zona os recomiendo que os miréis este lugar, fue una gran sorpresa. Obviamente éramos los únicos catalanes del camping, lleno de suecos, noruegos y daneses, mucho más cerca de sus respectivos países que nosotros.

Hamburgo

Al día siguiente nos levantamos con lluvia, como venía siendo habitual. Una pareja de alemanes que había acampados a nuestro lado se ofreció a guiarnos hasta llegar a la ciudad. De entrada teníamos previsto ir en autobús, ya que en el camping nos dijeron que aparcar en Hamburgo era muy complicado, pero resulta que era fin de semana y los fines de semana su “zona azul” no se paga, así que nos dejamos convencer por esta pareja y fuimos con nuestro coche. Aparcamos a orillas de uno de los muchos canales que cruzan la ciudad y empezamos a caminar (afortunadamente había dejado de llover).

Hamburgo

La ciudad libre y hanseática de Hamburgo es una ciudad-estado a orillas del río Elba, con uno de los principales puertos comerciales de Europa y una gran actividad industrial. No tiene nada que ver con ninguna de las ciudades alemanas que habíamos visto hasta entonces, y nos gustó mucho. Nos gustó el hecho de que una ciudad tan industrial como Hamburgo, con una arquitectura típica de este tipo de ciudades, fuera un lugar tan agradable para pasear. Hamburgo tiene una red de S-Bahn y U-Bahn bastante extensa pero nosotros nos movimos por todas partes andando, así que desconozco qué tal funciona.

Pero si hay un lugar especialmente conocido en Hamburgo es Sankt Pauli, su barrio rojo. Zona de ocio nocturno muy cerca del puerto, encontramos todo tipo de establecimientos, desde bares y discotecas a locales de striptease y sex-shops donde encontraréis absolutamente de todo. Para llegar allí se puede ir andando, como hicimos nosotros, coger la línea U3 hasta Sankt Pauli o la línea S1 hasta Reeperbahn.

Hamburgo

Hamburgo

Nosotros paseamos por Reeperbahn, su principal avenida, a las 12 del mediodía. Si a esa hora ya se veían las pintas que encontramos nosotros imagino que el ambiente a las 12 de la noche debe ser todo un espectáculo. Al principio de la calle hay un cartel avisando de que no están permitidos los bates de béisbol, las navajas, los sprays pimienta y dos o tres cosas más. Sin embargo, tengo que decir que nosotros no tuvimos sensación de inseguridad en ningún momento, que nadie se asuste, y Reeperbahn estaba lleno de turistas como nosotros que no se querían perder uno de los lugares más carismáticos de Hamburgo. Y para curioso el callejón que veis en la siguiente foto.

Hamburgo

Es la entrada de Herbertstraße, la calle de la prostitución por excelencia. Unos paneles impiden la visión de la calle y un cartel, en alemán e inglés, avisa de que no está permitida la entrada ni a las mujeres ni a los menores de 18 años. Un guarda de seguridad en la entrada vigila que esto se cumpla. Cesc pasó, sin la cámara, y por lo que me dijo, al igual que ocurre en Ámsterdam, las chicas están en escaparates a la espera de recibir la visita de algún cliente.

Una vez terminada la visita a Reeperbahn volvimos a la zona del muelle, donde también tuvimos la suerte de encontrar algún tipo de feria o celebración y estaba todo lleno de casetas de comida y bebida, por lo que había bastante ambiente.

Hamburgo

Hamburgo

Después de comer paseamos por la zona del Ayuntamiento, situado muy cerca de un lago, el Binnenalster, a orillas del cual había un festival gay y el ambiente era completamente festivo.

Hamburgo

Hamburgo

Yo no sé si siempre será así pero el día que fuimos nosotros la ciudad estaba de lo más animada. Nos quedaron cosas por ver, la ciudad es muy grande y tiene otros puntos de interés, pero al día siguiente teníamos que irnos porque por la noche teníamos reservado otro camping, esta vez en Colonia. De todas las ciudades que hemos visto este verano esta es una de las que más nos gustó y a la que nos han quedado muchas ganas de volver. Hay vuelos directos desde Barcelona, a menudo muy bien de precio, así que espero que más pronto que tarde haremos una escapada y la visitaremos como se merece.

El cementerio de Montjuïc

ene 26, 2015   //   by Sandra   //   Fotografía  //  3 Comments

El cementerio de Montjuïc, visible desde la Ronda Litoral y el más grande de la ciudad de Barcelona, fue inaugurado en 1883 por el entonces alcalde Rius i Taulet. Hasta entonces el cementerio de la ciudad era el de Poblenou (aparte de los de las antiguas parroquias, como Sant Andreu o Sant Gervasi), y dado que se había quedado pequeño y se hacía difícil su ampliación, se decidió construir uno nuevo, en una zona sin habitar.

Se organizan rutas, totalmente gratuitas, el segundo y cuarto domingo de cada mes a las 11 de la mañana. No es necesario hacer reserva previa, simplemente hay que llegar un poco antes de las 11 en el cementerio y manifestar nuestra voluntad de participar en la ruta. Ésta sale de la sala donde está alojada la colección de carrozas fúnebres, donde se hace una pequeña explicación de las carrozas que allí se exponen. Os dejo el enlace a la página web de Cementerios de Bacelona , donde encontraréis toda la información.

Empezamos con las fotos de algunas de las carrozas.

Cementerio de Montjuïc
Esta carroza es la Estufa, llamada así porque la caja quedaba encerrada detrás de unos cristales gruesos. Se empleaba en los entierros más solemnes, como el de Santiago Rusiñol, Enric Prat de la Riba o el Conde de Godó.

Cementerio de Montjuïc
Esta carroza es una Grand Doumont, de estilo barroco.

Cementerio de Montjuïc

Cementerio de Montjuïc
Esta “Araña” blanca se utilizaba en los entierros de niños y doncellas. Dependiendo del poder adquisitivo de cada familia se ponían más o menos caballos y la calidad del tejido de los enlutados era mejor o peor.

Una vez finalizada la visita a las carrozas nos dirigimos al cementerio, donde comenzará la ruta entre los diferentes panteones. Cementerios de Barcelona pone a nuestra disposición un tríptico informativo, que contiene un mapa en el cual están marcados los panteones y las tumbas más relevantes, ya sea por la calidad artística de los mismas o por la persona que está enterrada. Se pueden hacer tres tipos de itinerarios: artístico, histórico y combinado. Los tres están perfectamente indicados en el mapa y el recorrido está señalizado durante todo el camino. La visita guiada se hace siguiendo el itinerario combinado. Si se tiene interés en hacer alguno de los otros dos con una guía se debe pedir expresamente.

La primera de las tumbas ante la que nos detenemos es la de Santiago Rusiñol, donde está enterrado junto con su mujer Luisa Denís. Como curiosidad nos explican que esta no es la tumba de la familia Rusiñol, que encontraremos más adelante, sino la de su familia política.

Cementerio de Montjuïc

Cementerio de Montjuïc
En esta escultura vemos cómo un ángel acompaña dos niños.

El siguiente panteón que encontramos es el Arco-Cueva de la familia Batlló.

Cementerio de Montjuïc

Cementerio de Montjuïc

Cabe decir que la columna con una estatua que se ve detrás no corresponde a este panteón sino al de Salvador Bonaplata, que está un piso más arriba.

La siguiente escultura forma parte del panteón de Mariano Regordosa.

Cementerio de Montjuïc

Y este panteón en forma de pequeña catedral gótica es el de José Gener, indiano fabricante de los puros que llevan su nombre.

Cementerio de Montjuïc

Cementerio de Montjuïc

Durante la visita pasamos por delante de muchos sepulcros y panteones de los que no nos cuentan nada pero son igualmente bonitos.

Cementerio de Montjuïc

En este vemos cómo la Muerte envuelve lentamente a Nicolau Juncosa sin que él se dé cuenta.

Cementerio de Montjuïc

Cementerio de Montjuïc

Debajo vemos el panteón Augusto Urrutia. En teoría los ángeles no tienen sentimientos, pero en este caso era tanto el dolor que provocó la muerte de Urrutia que incluso el ángel que se lo llevó no pudo evitar ponerse a llorar.

Cementerio de Montjuïc

Terminamos la visita en el Fossar de la pedrera, una explanada dedicada al recuerdo de las víctimas de la guerra, ubicada donde antiguamente estaba la cantera de Montjuïc.

Cementerio de Montjuïc

También hay un espacio para recordar todos aquellos catalanes que murieron en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Cementerio de Montjuïc

Y al final de todo, en un solemne monumento, encontramos la tumba del presidente Companys.

Cementerio de Montjuïc

La visita dura aproximadamente dos horas y media. Hay muchos más panteones y tumbas ilustres de los cuales, o no la tengo o no he puesto la foto para no saturar la entrada, como el de la familia Amatller, que parece una iglesia románica, el de la familia Coromina, la sepultura del Dr. Francisco Farreras, encima de la cual hay un esqueleto de mármol, la tumba de Àngel Guimerà o la de Francesc Layret.

Pasear por el cementerio de Montjuïc es hacerlo por la historia de la ciudad.

Desde el corazón financiero de Europa

ene 18, 2015   //   by Sandra   //   Alemania, Hessen, Ruta Alemania, Viajes  //  9 Comments

Frankfurt am Main

Siempre habíamos oído que Frankfurt era fea, muy fea, que no valía la pena ir. Pero resulta que nos venía de camino entre la Selva Negra y Hamburgo y decidimos parar una noche, con lo que no llegamos ni a pasar un día entero. Y todavía ahora no sé si se nos hizo corto o no. La parte antigua es muy pequeña (aunque la ciudad es grande) y en un día la has recorrido tranquilamente a pie, pero vimos que había algún museo muy interesante en el que no entramos y al que quizás hubiera valido la pena dedicarle un rato. Y sobre todo, a nosotros nos gustó.

Frankfurt am Main

Después de desmontar el campamento en la Selva Negra nos pusimos en marcha y llegamos a Frankfurt un poco antes de la hora de comer. Como sólo pasaríamos una noche optamos por buscar alojamiento en un hotel, ya que montar y desmontar el campamento para sólo una noche es muy pesado. Desde que descubrimos los hoteles Ibis en Cremona, siempre que tenemos que parar sólo una noche en algún lugar elegimos un hotel de esta cadena. Esta vez nos alojamos en el Ibis Franfkurt Messe Oeste , situado en las afueras de la ciudad pero delante de la parada de U-Bahn de Industriehof. Pudimos dejar el coche aparcado y acercarnos tranquilamente al centro de la ciudad en transporte público. Una tarjeta de transporte para ambos para todo el día nos costó 9,90€.

Frankfurt am Main

Frankfurt am Main

Bajamos del metro en una parada en el centro de la ciudad y empezamos a caminar. Lo primero que ves al bajar del metro son los rascacielos, y es que no en vano Frankfurt es el corazón de la economía europea y una de las plazas financieras más importantes a nivel mundial. Todos los grandes bancos alemanes y europeos tienen un edificio en Frankfurt. Este contraste entre los modernos rascacielos y las casetas del Römer (la plaza central) hace que sea una ciudad curiosa y agradable.

Frankfurt am Main

Además tuvimos la suerte de pillar algún tipo de celebración, una especie de fiesta mayor de verano, y toda la ciudad estaba adornada, con mucho ambiente y cómo no, llena de puestos de comida y bebida. Ya vimos que ese día la comida no sería un problema. Como era mediodía y teníamos hambre, enseguida nos acercamos a una de las paradas a comer … salchichas! Y es que las salchichas fueron la base de nuestra alimentación durante este viaje.

Frankfurt am Main

Frankfurt am Main

Ya con la barriga llena nos dedicamos a caminar por la ciudad, entreteniéndonos en las paradas que había puestas por toda la orilla del río. También entramos en la Catedral de San Bartolomé, pero realmente no es nada bonita y no vale la pena.

Frankfurt am Main

Frankfurt am Main

Paseando tranquilamente nos alejamos de la parte antigua y nos adentramos en la zona financiera, donde los rascacielos son los dueños del paisaje, y sin buscarlo pasamos por delante de la sede del Banco Central Europeo.

Frankfurt am Main

Frankfurt am Main

En esta parte ya no había tanta animación, se veía a mucha menos gente por la calle y la zona estaba más solitaria. Supongo que cuando no son vacaciones y entre semana las calles deben estar llenas de ejecutivos, pero en pleno agosto la actividad era más bien poca.

Frankfurt am Main

Frankfurt am Main

Frankfurt am Main

Y al atardecer volvimos al centro, a subir a la noria que habíamos visto y desde la que pensamos que podríamos obtener unas buenas vistas de la ciudad. Y es que un mirador como aquel había que aprovecharlo!

Frankfurt am Main

Frankfurt am Main

Frankfurt am Main

A la hora de cenar volvimos al Römer, a probar un plato de vaca que habíamos visto que estaban asando desde la mañana, y disfrutar un poco más del buen tiempo (fue uno de los pocos días que no nos llovió) y el ambiente festivo de la ciudad antes de ir al hotel a descansar y prepararnos para la quilometrada del día siguiente.

Frankfurt am Main

Tengo más fotos de ese día, las podréis encontrar en el álbum de Alemania en mi galería de Flickr.

Páginas:«1234567...68»

DPK ahora también en castellano

Archivos

Categorías

Miembro de

Sígueme

  • Flickr
  • Google+
  • Instagram
  • WordPress.com Blog
  • Vimeo

Suscripción por RSS

Recibe las actualizaciones por correo electrónico

Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y suscríbete a este blog. Estarás al día de todas las actualizaciones.

¿Qué estás buscando?

Visitantes ahora mismo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies