Browsing articles in "Viajes"

Londres: datos prácticos

feb 18, 2014   //   by Sandra Moscoso   //   Reino Unido, Viajes  //  2 Comments

_DSC0021
Vista de Kensington Gardens

Entrada en català aquí

Qué decir de una ciudad de la que tanto y tanto se ha escrito y que quien más quien menos ha visitado alguna vez. Si normalmente es difícil hablar de destinos conocidos imagináos de la capital británica, qué os puedo contar que no sepáis ya. De todos modos Londres ha sido el primer viaje de este 2014 y se merece su serie de entradas. Así que allá voy, empezando por unos cuantos datos prácticos por si se deja caer por aquí algún despistado que está planeando su primera visita a la ciudad.

Cómo llegar
_DSC0001
South Kensington

Esta ha sido mi cuarta visita a Londres pero la primera vez que iba al aeropuerto de Gatwick, al que llegué con Vueling y una de sus ofertas de billetes a 29,99€ por trayecto. Existen, doy fé de ello, pero a horas intempestivas y en días laborables. El método de transporte más conocido para ir del aeropuerto a la ciudad es el Gatwick express, un tren que en apenas 30 minutos nos deja en Victoria Station. Pero existe un sistema alternativo sensiblemente más barato, el Easybus. Este minibús de la compañía Easy Jet, con capacidad para 12 personas y disponible para cualquier pasajero sin necesidad de haber volado con ellos, nos dejará en algo más de una hora y por 10 GBP en Earl’s Court. Sale cada 15 minutos de la parada 10 de la estación de autobuses (Terminal Norte) y nos deja al lado del centro de convencions de Earl’s Court. Dependiendo de dónde tengamos el alojamiento es una opción a contemplar. En nuestro caso no hubo ninguna duda ya que el hotel estaba a escasos 5 minutos andando.

Se pueden adquirir los billetes por anticipado o comprarlos al mismo conductor en el momento de montarnos en el autobús. Nosotros no los compramos anticipadamente porque al hacerlo debes escoger la hora de salida del autobús y no me fié de fijar una hora concreta de llegada, que con los aviones nunca se sabe.

Dónde alojarse
_DSC0100

Si habéis estado en Londres ya lo sabéis y si no os lo digo yo: los hoteles son caros y malos. La mayoría son viejos, de habitaciones diminutas y con una moqueta en el suelo que no te atreves a pisar descalzo. Además, no hay un lugar “céntrico” en el que alojarse ya que es imposible abarcar todos los puntos turísticos andando. Mi consejo es que busquéis un hotel al lado de una estación de metro, en la Zona 1 (el metro de Londres se divide en seis zonas) y que os incluya el desayuno. A partir de ahí, vuestro bolsillo decidirá. Si sois de los que os gusta estar en el centro del meollo lo suyo sería que os alojarais en la zona de Picadilly, por ser la que más animación presenta, sobretodo por la noche. Pero sospecho que los hoteles allí son los más caros. Si por el contrario, vais con la intención de andar durante el día hasta la extenuación y por la noche simplemente queréis una cama en la que caer rendidos, cualquier otra zona os servirá. No os recomiendo el hotel en el que he estado porque no es digno de ello. Tenía lo imprescindible, una cama y una ducha limpias, un precio asequible y a dos minutos de la estación de metro de Earl’s Court, pero dado que la oferta es muy amplia, mejor decidís vosotros.

Dónde comer
_DSC0137
Chinatown

Existe el mito de que en Londres se come mal. No es cierto, lo que pasa es que es una ciudad muy cara y tendremos que rascarnos el bolsillo. Así que no se come mal, se come caro. En un lugar donde hay restaurantes de cualquier especialidad del mundo es imposible comer mal. Para mi gusto las mejores opciones son: los pubs, con un menú limitado pero muy bueno y bastante asequible (por unas 10 GBP podremos comer un típico fish and chips o un plato de salsichas con puré de patatas), los restaurantes chinos de Chinatown y los restaurantes indios. Os hago un par de recomendaciones, el pub Shakespeare, justo al lado de la estación de autobuses de Victoria y el Sherlock Holmes, en la zona de Trafalgar. En los dos comeréis muy bien.

Cómo moverse
_DSC0081

En metro, sin duda. En una una ciudad donde las distancias son tan grandes y en la que los puntos de interés están bastante alejados entre sí, lo mejor para llegar a todas partes y no morir en el intento es coger el metro. Pero como he dicho antes, Londres es una ciudad cara y el transporte público no podía ser la excepción. Un billete sencillo de metro cuesta 4,5 GBP (casi nada). Nosotros comprábamos cada día una Travelcard que por 8,80 GBP nos daba derecho a viajes ilimitados dentro la zona 1 y 2 del metro (suficiente para visitar lo más turístico y llegar a Camden Town). Os parecerá una salvajada (la tarjeta de viaje de un día cuesta lo que un abono de 10 viajes en Barcelona) pero creo que merece la pena.

Los autobuses son una buena manera de desplazarse y a la vez ver la ciudad pero si os he de ser sincera, será porque estoy acostumbrada al metro de Barcelona, pero para mí los mapas de autobuses son un lío incomprensible. Una opción sería coger el bus turístico, que supongo que tendrá muchas paradas y os permite subir y bajar cuantas veces queráis, pero yo no lo he cogido nunca así que no sé ni qué líneas hay ni cuánto cuesta.

_DSC0012

Qué ver
_DSC0075

Todo. O al menos todo lo que os dé tiempo, en función del tiempo que vayáis a estar. Una cosa a tener en cuenta: los museos británicos son gratuitos. A la entrada hay una urna donde nos piden un donativo de 4 GBP, pero que es totalmente voluntario y podéis hacer como que no la habéis visto. Así, sin gastaros un duro podréis visitar el British Museum, la National Gallery o el Natural History Museum. El resto de atracciones hay que pagarlas y tampoco son baratas. La entrada a la Abadía de Westminster cuesta 18 GBP, por ejemplo. Mi consejo es que no os agobiéis. Londres hay que saborearla, no vamos a hacer una competición a ver quién marca más monumentos en el mapa. Si no podéis entrar a todas partes limitáos a contemplar el exterior y disfrutad de la ciudad, sobretodo si tenéis la suerte que hemos tenido nosotros y os hace buen tiempo (es decir, no llueve).

En el resto de entradas os enseñaré las fotos que me he traído de los puntos más típicos y turísticos de la ciudad.

El Londres más turístico

feb 14, 2014   //   by Sandra Moscoso   //   Reino Unido, Viajes  //  3 Comments

Londres

Entrada en català aquí

No os ha pasado nunca que, cuando vais de viaje a algún sitio, hasta que no veis ese monumento tan característico y que sale en todas partes no decís “ya estoy en …”? Bueno, admito que es una pregunta un poco extraña, ya que desde el mismo momento en que bajamos del avión sabemos que estamos en nuestro destino, pero si en Londres hay algún punto especialmente conocido que hace que cuando estemos delante digamos “ahora ya puedo decir que he estado en Londres” es el Big Ben. Fotografiado hasta la saciedad, este es el monumento que a todos nos viene a la cabeza cuando oímos hablar de la ciudad.

Londres

Evidentemente en nuestro viaje a la capital británica no podíamos dejar de pasar por los puntos más turísticos, más teniendo en cuenta que para mi madre era su primera visita a la ciudad. Así que termino mis entradas sobre lo que dio de sí nuestra escapada “de mujeres” haciendo un repaso de los puntos que, si vas a Londres por primera vez, no puedes dejar escapar. Y empezamos por el Big Ben.

Londres

¿Sabíais que en realidad “Big Ben” es el nombre que se le dio a la campana y que la torre se llama “Elisabeth Tower”? En esta página web (en inglés) encontraréis toda la información de la construcción de la torre y del Gran Reloj.

Muy cerca del Parlamento y del Gran Reloj encontramos otro de los puntos que debéis visitar sí o sí: ​​la abadia de Westminster.

Londres

Londres

He estado cuatro veces en Londres y las cuatro he entrado en la abadía, y sigo pensando que es un templo magnífico. El horario de visita es de 9:30 de la mañana a 15:30 de la tarde y el precio de la entrada es de 18 GBP para los adultos, e incluye una audioguía que nos acompañará durante nuestra visita. Desde la tumba de Isabel I hasta la silla que usan los monarcas ingleses en la ceremonia de su coronación, pasando por el “rincón de los poetas”, podremos admirar este lugar escenario de muchos de los acontecimientos de la historia británica. Como curiosidad os diré que en el tríptico informativo que reparten en la entrada hay una foto de la boda del príncipe Guillermo con Kate Middleton, que tuvo lugar en Westminster.

Londres

Desgraciadamente las fotos no están permitidas en el interior del templo así que os tendréis que conformar con las que hice en el claustro.

Londres

De aquí hacemos un salto a otro templo religioso, la Catedral de San Pablo. Construida en medio de la City entre 1675 y 1710, fue erigida para sustituir a su predecesora, que se perdió durante el Gran Incendio de Londres. Si no te dan miedo las escaleras, una vez dentro se puede subir hasta la cúpula, una de las más grandes del mundo. Nuestra visita fue más bien breve porque entramos cuando estaban a punto de empezar un oficio religioso, así que no la pudimos visitar como nos hubiera gustado.

Londres

Y sin perder de vista el río Támesis iremos a otro de los puntos turísticos de la ciudad, el Tower Bridge y la Torre de Londres.

Londres

Londres

Antigua fortaleza, palacio y prisión en su interior podréis ver los famosos cuervos negros que habitan permanentemente sus jardines, las Joyas de la Corona o los Beefeater, guardianes de la Torre.

Londres

Londres

Si os da la hora de comer yo os aconsejo que os paseéis por St. Katherine’s Docks, zona de embarque de pequeños yates junto a la torre y donde podréis encontrar varios restaurantes y cafeterías, aunque mi recomendación es que vayáis al Dickens.

Londres

Londres

Y como decíamos en una entrada anterior, uno de los inconvenientes de visitar Londres en invierno es que se nos hará de noche muy temprano, pero esto tiene su parte buena, y es que apenas acabados de comer, si tenemos suerte y un poco de paciencia, podremos ver una imagen tan fantástica como esta.

Tower bridge

Tuvimos la suerte de pillar los últimos rayos de sol colándose entre las nubes y dando a las torres del puente esta tonalidad rojiza.

Londres

Por último, y en cuanto a museos, la oferta de la ciudad es amplia y variada. No podéis iros de Londres sin haber pisado el Museo Británico y echado un vistazo a la Piedra de Rosetta, haber contemplado Los Girasoles de Van Gogh en la National Gallery o disfrutado tocándolo todo como niños en el Museo de Historia Natural. Un consejo: si vais a este último y queréis ver la reproducción de T-Rex, hacedlo lo primero nada más entrar, porque después se llena de gente y tendréis que hacer un buen rato de cola.

Londres
Trafalgar Square y el Big Ben al fondo desde las escaleras de la National Gallery

Londres
Vestíbulo del National History Museum.

Londres es una ciudad que no te lo acabas pero para una escapada de cuatro días no está mal la de cosas que hicimos.

Si queréis ver todas las fotos de Londres podéis ir a mi galería de flickr, donde encontraréis todas las que hay en este blog y alguna más.

Un paseo por los parques londinenses

feb 12, 2014   //   by Sandra Moscoso   //   Reino Unido, Viajes  //  No Comments

_DSC0018

Entrada en català aquí

La primera vez que pisé Londres me sorprendieron sus enormes parques. Yo no estaba acostumbrada a ver estas extensiones de terreno en medio de una gran ciudad (la Ciutadella de Barcelona tiene algo más de 17 hectáreas) así que las 250 hectáreas de Hyde Park y Kensington Gardens unidos me parecieron una inmesidad. Y me lo siguien pareciendo, a pesar de que desde entonces he podido pasear por el neoyorkino Central Park o el Englisher Garten de Munich. Y fijáos que he dicho Hyde Park y Kensington Gardens unidos, porque aunque se trata de dos parques diferentes en realidad están uno a continuación del otro, siendo difícil distinguir dónde empieza uno y termina el otro.

Si nos situamos en un mapa a mano izquierda lo primero que encontramos son los Kensington Gardens, antiguos jardines privados del Palacio de Kensington.

_DSC0020

_DSC0021

Algunos miembros de la familia real viven todavía en el Palacio de Kensington y fue la residencia oficial de Diana de Gales hasta su muerte. Una foto en la verja recuerda la marea de flores que inundó la entrada del palacio cuando falleció.

_DSC0023

_DSC0030

_DSC0028

Si seguimos paseando por estos jardines pronto llegamos a un preciso lago lleno de, como no, patos y cisnes esperando a que les demos algo de comer. Deben estar muy acostumbrados a la gente porque salen del agua y se te acercan como si nada en busca de comida, y si te descuidas te la quitan de las manos, aunque estoy segura de que están suficientemente bien alimentados.

_DSC0037

_DSC0049

En un lateral, un poco antes de llegar a la frontera con Hyde Park y justo frente al Royal Albert Hall encontramos el Albert Memorial, un templo construido en memoria del marido de Victoria I.

_DSC0069

_DSC0068

Casi sin darnos cuenta, ya que el paisaje apenas cambia, nos adentramos en Hyde Park, pulmón verde de la ciudad y punto de encuentro de los londinenses para hacer deporte, tomar el sol, salir a pasear y si el tiempo acompaña, hacer un picnic tumbados en la hierba. Lo que nosotros haríamos un domingo por la mañana en el Montseny o en Collserola (en el caso de Barcelona) los ingleses lo hacen en estos magníficos parques urbanos. Nosotras lo visitamos un día laborable por la mañana y el tiempo tampoco era demasiado agradable así que la actividad que presentaba el parque era más bien escasa.

Londres

Londres

Cuando hablamos de los parques londinenses tenemos que imaginarnos grandes extensiones de terreno, casi completamente planas y con árboles por toda vegetación. No esperemos ver cuidados jardines con gran variedad de plantas porque nos llevaremos una decepción. Imagino que gracias al clima estos parques tienen un mantenimiento escaso, ya que la hierba se riega sola con las lluvias diarias y los árboles no necesitan de tantos cuidados como las plantas. Además, y eso hay que reconocerlo, la gente suele ser bastante cívica y no acostumbra a tirar cosas en el suelo, lo que ayuda a mantenerlo limpio.

Londres

Londres

Un punto famoso en Hyde Park es el Speaker’s Corner (esquina del orador), en la esquina frente a Marble Arch y donde los domingos por la mañana cualquiera puede subirse a una caja y soltar su discurso sobre lo que le plazca, incluso hablar mal de la monarquía.

Si en un extremo de este gran parque encontrábamos el Palacio de Kensington en el otro tenemos Buckingham Palace, la residencia de la reina Isabel II.

Londres

Londres

Para mi gusto el Palacio de Buckingham es una de las visitas totalmente prescindibles de la ciudad y a no ser que os pille de paso, como a nosotras, que íbamos camino del Big Ben, no hace falta que perdáis el tiempo yendo a visitarlo, mucho menos esperando para ver el cambio de la guardia. Si queréis ver palacios preciosos os recomiendo que hagáis la ruta de los Castillos del Rey Loco en Baviera y aprovechéis vuestro tiempo en Londres en actividades mucho más interesantes.

Londres

Londres

A continuación de Buckingham Palace econtramos, hacia la izquierda Green Park y hacia la derecha St. James’s Park. Nosotras optamos por cruzar por este último ya que es el camino más recto para llegar a la zona de Westminster y el Big Ben.

Londres

Londres

De este modo, sin apenas salir del parque, podemos ir andando desde Kensington hasta Westminster en un largo pero agradable paseo.

Páginas:«1234567...36»

DPK ahora también en castellano

Archivos

Categorías

Miembro de

Sígueme

  • Flickr
  • Google+
  • Instagram
  • WordPress.com Blog
  • Vimeo

Suscripción por RSS

Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y suscríbete a este blog. Estarás al día de todas las actualizaciones.

Únete a otros 8 suscriptores

¿Qué estás buscando?

Visitantes ahora mismo