Cerdeña: datos prácticos

Estas vacaciones hemos estado en Cerdeña, la segunda isla más grande del Mediterráneo después de Sicilia y de la que había oído y leído maravillas antes de ir. Esta es una primera entrada con algunos datos prácticos, aquellas cosas que a mí me hubiera gustado encontrar por la red cuando planeaba este viaje y que me hubieran hecho, o cambiar de destino, o plantearlo de otra manera. Por supuesto todo son opiniones muy personales basadas en nuestra experiencia de diez días por la isla y que no tienen por qué coincidir con las de otros viajeros. Si hacéis click en este enlace veréis un mapa con los puntos que hemos visitado.

Cómo llegar.
Nosotros hemos ido de cámping, así que necesitábamos llevarnos el coche desde aquí para poder cargar con todos los bultos. Y para esto la única opción desde Barcelona es Grimaldi Lines. El barco sale a las 10 de la noche del puerto de Barcelona y llega a las 10 de la mañana a Porto Torres. Aunque no vayáis de cámping necesitaréis un coche para moveros por la isla, creo que es imprescindible disponer de uno, así que valorad la opción de vuelo más coche de alquiler o llevar vuestro coche desde aquí.

_DSC0002

La terminal de Grimaldi Lines en Barcelona es nueva pero caótica. Cuando llegamos al puerto vimos que había numerosos coches aparcados a la entrada, casi obstaculizando el paso, y no sabíamos si ya debíamos aparcar por allí o qué hacer, ya que no había ningún tipo de información. Debéis entrar a la zona de la terminal y justo detrás del edificio hay un aparcamiento donde esta vez sí, una persona nos preguntó dónde íbamos, si a Porto Torres o Civitavechia (ya que el mismo barco cubre los dos destinos) y nos indicó dónde debíamos dejar el coche. El check-in debe hacerse en el edificio principal, donde a pesar de ser 1 de Agosto y estar lleno de gente esperando para obtener su tarjeta de embarque, sólo había dos ventanillas en funcionamiento. Con el papel de la reserva que obtuvimos por internet el chico de la ventanilla nos dio nuestras tarjetas de embarque, que sirven tanto para abrir la puerta del camarote como para acceder al restaurante.

_DSC0012

Y ahí va mi primer consejo. Coged camarote tanto a la ida como a la vuelta. El trayecto dura 12 horas que se os harán larguísimas. Aunque la publicidad diga que las vacaciones empiezan a bordo no es verdad. La piscina es minúscula (que por supuesto por la noche está cerrada), el casino no dejan de ser un par de máquinas tragaperras y a pesar de tener un par de salas comunes con butacas, no hay espacio para que se siente todo el mundo. Nosotros cogimos camarote a la ida (con lo que hicimos gran parte del trayecto durmiendo) pero “asiento libre” a la vuelta, y fue un gran error. Pensad que el barco de vuelta sale de Porto Torres a las seis de la mañana, lo que significa que deberéis estar en el puerto a las 4.30 – 5 (y aquí la terminal se limita a una oficina pequeña con una persona para hacer el check-in, nada de bares ni salas de espera) así que, con un poco de suerte, os habréis levantado a las 3 de la mañana o, como nosotros, habréis maldormido unas cuantas horas en el coche porque no teníais alojamiento para la última noche. Cuando subimos al barco teníamos la esperanza de poder dormir tumbados en alguna butaca pero enseguida vimos que no sería así. Las butacas estaban en gran parte ocupadas por la gente que venía desde Civitavechia y, cuando conseguimos sentarnos, a penas pudimos apoyar la cabeza un par de horas ya que, a partir de las 8 de la mañana, un camarero se dedicó a despertar sistemáticamente a todo aquel que veía tumbado o semi-tumbado. Y eso durante todo el día. A todo esto hay que añadir que el aire acondicionado del barco estaba a temperaturas gélidas (llevad con vosotros jersey de manga larga, pantalón largo y calcetines) y que, a la que te levantabas para ir al servicio, como no había butacas para todo el mundo (como ya he dicho antes) te quedabas sin asiento. Todo esto, unido a que la comida a bordo era tirando a muy mala, consiguió que el viaje de vuelta fuera bastante penoso.

_DSC0022

Segundo consejo, o aviso: la comida a bordo. Cuando haces la reserva del billete te dan la posibilidad de reservar la comida (que hay que pagarla). Ya sea en la ida o en la vuelta deberéis hacer como mínimo un desayuno y una comida, o un desayuno y una cena. El desayuno estándar está compuesto de un croissant y un café, y la comida estándar de un plato de pasta y un segundo de carne, agua o cerveza y una pieza de fruta. Todo lo que se salga de aquí deberéis pagarlo a parte. Mi consejo es que intentéis llevar comida a bordo, como mínimo para la cena de la ida y si puede ser para el desayuno. Y si además conseguís apañaros algo de comer para el viaje de vuelta, vuestro estómago os lo agradecerá.

Y tercer y último consejo sobre el barco: el check-in en Puerto Torres. Si podéis y por casualidad pasáis en Puerto Torres el último día, acercáos a la oficina que tienen en el puerto y sacad ya la tarjeta de embarque, os ahorraréis tener que hacer una cola larguísima a las 5 de la mañana para conseguirla.

Cómo moverse.
En Cerdeña necesitas un coche para todo. Las playas paradisíacas, que lo son, no están en las ciudades sinó que deberás buscarlas, algunas semi-escondidas, en las carreteras de la costa. Y allí sólo llegas en coche. Pero para ser una isla en la que el coche es necesario para todo las carreteras son muy malas. Excepto la autopista que une las cuatro capitales principales, el resto de carreteras serían el equivalente a nuestras comarcales tirando a malas: carriles estrechos, sin arcén y llenas de curvas. A esto añádele que la gente en general conduce muy mal (nos han adelantado en curvas, en cambios de rasante y con doble continua) y que de vez en cuando encuentras límites de velocidad absolutamente absurdos (tramos de 50 en rectas inmensas). En resumen, hacer cualquier trayecto, por corto que sea, hace que muchas veces sea penoso y largo en el tiempo.

_DSC0052
Acceso al cámping Isola dei Gabbiani

Mi consejo es que si queréis hacer un poco de ruta vayáis cambiando de alojamiento, porque os aseguro que a la que hayáis hecho 50 km por alguna de sus carreteras se os quitarán las ganas de hacer tiradas largas y acabaréis visitando única y exclusivamente los lugares que tengáis más cerca.

Alojamiento.

Nostros hemos estado en dos cámpings, el Isola dei Gabbiani, situado a 4 km de Palau y el Calik Blu, en Alghero.

El primero estaba situado en una zona de playas preciosa pero con unas instalaciones y servicio muy básicos y sencillos: la parcela era muy pequeña, sin sombras, y los servicios estaban al aire libre (es decir, que te duchabas bajo el sol o las estrellas, según fuera de día o de noche). Si no fuera porque la playa valía mucho la pena pasaría a ocupar el primer puesto de nuestra lista de “los peores cámpings en los que hemos estado”.

_DSC0069
Camino a La Maddalena

El segundo era espectacular. La parcela era grande y situada en una zona de pinos que le daban sombra todo el día. Las instalaciones eran fabulosas, unos sanitarios espaciosos y muy limpios y cuidados hacían que casi te olvidaras de que estabas durmiendo en el suelo. Pero, porque hay un pero, la playa del cámping, porque está frente a la playa, es pésima. Una decepción, teniendo en cuenta que nos encontramos en Cerdeña y esperamos ver playas de aguas turquesa. Pues esta es de aguas a menudo sucias y negras. Una pena, porque si la playa hubiera estado un poco mejor lo hubiera salvado. En este caso para bañarnos tuvimos que coger cada día el coche y desplazarnos unos kilómetros hacia el norte.

_DSC0259
Una de las playas de Alghero

Playas.
Cerdeña tiene playas de aguas tranquilas y cristalinas, eso es cierto. Pero también es cierto que la mayoría están llenísimas de gente. Para llegar a ellas necesitaréis coche. Algunas están indicadas desde la carretera, otras las encontraréis por los coches que veréis aparcados en la cuneta, síntoma de que se encuentra alguna calita cerca. Y en las más grandes o conocidas podréis acceder a ellas con el coche pero deberéis pagar para aparcar. Es muy común que al llegar a la playa, en la zona de aparcamiento, haya una persona que venga a cobraros la tarifa correspondiente. Si queréis evitaros esto deberéis dejar el coche un poco más lejos y acabar de llegar andando. No me extiendo más, ya haré una entrada única y exclusivamente con las playas que hemos visitado y mis consejos.

_DSC0454
Playa cerca de Capo Caccia

Dónde comer.
Los italianos son los reyes de la pasta y las pizzas y verdaramente las hacen muy bien. Si habéis estado en Italia en alguna ocasión ya sabréis que alimentaros de pasta y pizza es relativamente asequible, si queréis salir de aquí los precios se disparan. Las bebidas en las terrazas pueden llegar a ser muy caras (nosotros pagamos 6€ por una jarra de cerveza en un bar de Olbia) y en los restaurantes, al precio de la carta, deberéis añadirle el servizio que puede rondar entre los 1,5 y 2,5 euros por persona. La parte buena es que con una pizza ya tendréis suficiente para comer, en todas partes son enormes.

En las siguientes entradas os contaré en qué playas estuvimos y qué pueblos pudimos visitar, todo con sus correspondientes fotos.

En resumen, Cerdeña no ha resultado ser el paraíso que nosotros esperábamos. A parte de tostarnos al sol esperábamos poder hacer un poco más de turismo, pero el estado de las carreteras y las altísimas temperaturas hicieron que desistiéramos de ello. Si vuestro objetivo es simplemente hacer playa, buscad un alojamiento cerca de alguna que esté bien y os aseguro que no os defraudará. Si vuestro objetivo es hacer ruta, mi consejo es que no vayáis en verano y sobretodo que vayáis cambiando de alojamiento a medida que os desplazáis, así os evitaréis estar gran parte del día en el coche.

5 Replies to “Cerdeña: datos prácticos”

  1. Pingback: Las playas de Cerdeña « Fotografiando y viajando

    • ENCARNA

      Hola, he leido tus consejos y son muy útiles, los tendré en cuenta.
      Salgo mañana también con barco y mi coche hacia Cerdeña, tengo que llegar desde el puerto hasta un hotel en San Teodoro. Pone en el mapa que he de atravesar alguna carretera de uso restringido.
      ¿Sabes qué significa eso? ¿Se hará muy largo el trayecto? pone casi dos horas hasta llegar al hotel.
      Muchas gracias,

      Reply
      • Sandra Post author

        Hola, Encarna

        Gracias por pasarte por el blog, me alegra que mis consejos te parezcan útiles. Respecto a lo de la carretera de uso restringido, creo que es que tienes que coger la autopista, pero no estoy segura. Si es por autopista la conducción será agradable, porque las autopistas son como aquí. Si es por carreteras secundarias será un poco más pesado, como ya he comentado en mis entradas, no todas las carreteras son excesivamente buenas. Lamento no poder ayudarte más. Disfruta de Cerdeña y sus playas!

        Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.