Cochem: una perla en el valle del Mosela

El valle del Mosel

Era sábado y nos habían dicho que Coblenza estaría llenísima de gente por culpa del festival “El Rin en llamas“, un acontecimiento que se celebra cada año, del cual nosotros nunca habíamos oído hablar y que se ve que cada año reúne a miles de personas durante un fin de semana: el fin de semana que nosotros pasábamos en la ciudad. Tengo que decir que, a pesar de enterarnos allí de la celebración de este festival tampoco fuimos, así que no sé si vale mucho la pena. Como os decía, preveyendo que Coblenza estaría llena de gente decidimos ir a Cochem, la joya de la corona de las ciudades a orillas del Mosela. La carretera que nos lleva discurre paralela al río, entre pueblos con encanto y viñedos, y es que el valle del Mosela es conocido por sus vinos.

El valle del Mosel

Lo primero que nos sorprendió fue ver que los viñedos están en la ladera de la montaña. Imagino que la vendimia la hacen a mano, porque es imposible que ningún tipo de máquina pueda pasar por esos bancales a recoger la uva. Y lo segundo que nos sorprendió es que el paisaje es PRECIOSO. Así, en mayúsculas. Durante los tres días que estuvimos allí no se cuántas veces recorrimos los 40 km que separan Coblenza de Cochem, pero es que ese trozo de carretera es una delicia. Fuimos despacito, parando de vez en cuando para hacer fotos. De repente, tras una curva aparecía un pueblo rodeado de viñedos y mirando al río, y en seguida buscábamos un lugar donde dejar el coche y poder disfrutar de las vistas. Repasando las fotos vuelvo a tener aquella sensación de que no fui capaz de captar la belleza del lugar con mi cámara.

El valle del Mosel

Finalmente llegamos a Cochem.

Cochem

Como era de esperar estaba lleno de gente, y es que no en vano es el lugar más turístico de la zona y donde paran todos los barcos que hacen cruceros por el Mosela. Pudimos aparcar en la calle, en una zona de pago, después de dar no pocas vueltas, y empezamos a andar. La zona más espectacular es la que da al río, con el castillo (desconozco si se puede visitar) en lo alto de una montañá. Es también la imagen más conocida de la ciudad.

Cochem

Cochem es muy pequeño y yo diría que en una hora lo has recorrido entero. Está formado por callejuelas estrechas llenas de tiendas y bares, como no podía ser de otro modo en un lugar tan turístico, y en un momento le has dado la vuelta. Aprovechamos para comprar vino de la zona, ya que tenía tanta fama. Tengo que confesar que a nosotros no nos gustó. Trajimos tres botellas, dos de vino tinto y una de blanco, y el tinto nos costó terminarlo. Será que estamos muy bien acostumbrados a los vinos de nuestra tierra!

Cochem

No tendréis problemas para comer, tanto si queréis pasar con un bocadillo como si os queréis sentar y comer un plato, encontrar un lugar para matar el gusanillo no será un problema. El problema quizás lo tengáis porque no sabréis dónde sentaros de gente que habrá.

Cochem
En esta foto salimos nosotros, que no se nos ve nunca.

Cochem

Cochem

Paseamos por la ciudad hasta media tarde, cuando nos fuimos para ir a visitar un lugar que no sale en ninguna guía turística: Andernach.

One Reply to “Cochem: una perla en el valle del Mosela”

  1. Pingback: Una hora en Luxemburgo | Fotografiando y viajando

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.