Browsing articles tagged with " carretera"

Vista sobre Barcelona

oct 23, 2011   //   by Sandra Moscoso   //   Barcelona, Cataluña, Cursos, Fotografía  //  3 Comments

Como cada semana, el jueves la profesora de fotografía nos puso deberes. Esta vez debíamos experimentar con la apertura del diafragma. El ejercicio consistía en fijar una velocidad de obturación y hacer la misma foto con todos las aperturas de diafragma que nos permitiera nuestro objetivo.

Me apetecía hacer una foto con vistas sobre Barcelona. Son varios los puntos de la ciudad desde el que se pueden obtener buenas vistas pero esta vez el lugar elegido ha sido la Carretera de les Aigües, en plena montaña de Collserola.

Después de andar aproximadamente un par de kilómetros por esta ruta, llena de ciclistas y corredores, he encontrado una curva desde la que las vistas eran magníficas, sin plantas ni árboles que me la taparan, así que he plantado el trípode y me he puesto a hacer mis ejercicios. Antes de eso, pero, hemos podido observar a una ardilla saltando de árbol en árbol y un jabalí buscando comida. Realmente curioso si tenemos en cuenta que, a pesar de estar en la montaña, no hemos dejado el término municipal de Barcelona en nigún momento.

He hecho muchas fotos, no os las voy a poner todas porque básicamente en todas se ve la misma imagen. Os pondré sólo una, la que tiene mayor nitidez.

Vista desde les Aigües

La foto está tomada a una distancia focal de 24mm, apertura f/8, velocidad 1/200 e ISO 100, montada sobre un trípode. Además he usado un filtro polarizador para destacar las nubes.

Disfrutad de las vistas.

Clermont-Ferrand

oct 20, 2011   //   by Sandra Moscoso   //   Francia, Normandía, Viajes  //  No Comments

Con 3 meses de nada de retraso comienzo hoy la serie de entradas sobre la ruta que hicimos este verano por la costa atlántica de Francia, empezando en Normandía y entrando de nuevo en la península por el País Vasco.

Visitar el Mont Saint-Michel era un viaje que tenía pendiente desde hacía mucho tiempo, es de esos lugares que tenía en la lista de visita-imprescindible (por si tenéis curiosidad los otros son Neuschwanstein y el Taj-Mahal). Pero de Barcelona a Normandía hay aproximadamente 1.200 km así que lo que empezamos planeando como una escapada de fin de semana largo se acabó convirtiendo en toda una ruta y nuestras vacaciones de verano. Además, esta vez nos estrenábamos en el modo de viajar, o más bien de dormir, íbamos a ir de cámping.

Mientras estaba planeando el viaje leí este post en el blog de La viajera empedernida y como teníamos claro que no podíamos hacer el viaje de un tirón decidimos hacer noche en Clermont-Ferrand, la capital de la región de Auvernia. Para que luego digan que los blogs de viajes no sirven de nada.

Del viaje nada que destacar, 623 km de aburrida autopista y más autopista, con las paradas obligatorias para repostar (importantísima la parada antes de cruzar la frontera, el precio del carburante es mucho más caro en Francia), estirar las piernas y comer.

Para esa primera noche decidimos alojarnos en un hotel, íbamos sólo a pasar la noche y debíamos volver a madrugar al día siguiente, así que nos daba un poco de pereza montar la tienda de campaña. Cuando llegamos a Clermont-Ferrand, agotados del viaje, dejamos las cosas (y el coche) y salimos a dar una vuelta por la ciudad.

Jardin Lecoq

Muy cerca del hotel estaba el Jardín Lecoq, un lugar muy grande y muy agradable por el que pasear.

Jardin Lecoq

Jardin Lecoq

Me maravillan lo grandes que son y lo bien cuidados que están los parques y jardines en general en el extranjero. Supongo que el clima ayuda a mantener este césped tan verde.

Estatua

Árbol solitario

Una vez fuera de los jardines pusimos rumbo al centro. Clermont-Ferrand es ciudad universitaria pero estábamos a finales de julio así que no había mucho ambiente estudiantil. Lo que sí vimos fueron los edificios de las facultades.

Llamando

Place de Jaude

Las vías del tranvía

Auvernia es zona volcánica y por eso la catedral de Clermont-Ferrand es de color negro. La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción es un edificio imponente que destaca entre el resto de casas de la ciudad. No pudimos visitarla por dentro pero viéndola desde fuera nos pudimos hacer una idea de cómo sería ese enorme templo. Una tónica del viaje fue encontrarnos con templos góticos impresionantes en las ciudades más insospechadas. Para los amantes del arte y la arquitectura Francia es un destino ideal.

Catedral de Clermont-Ferrand

Torre de la catedral

La catedral completa

Se nos hacía la hora de cenar (para los estándares europeos) y estábamos muertos de cansancio, así que tocaba buscar un sitio para cenar. Todos los restaurantes que encontrábamos eran o muy caros o restaurantes chinos y no habíamos ido a Francia a comer rollitos de primavera. Finalmente acabamos en un restaurante medieval, a un precio razonable y donde tuvimos que vérnoslas con otra de las constantes del viaje, carta y camareros monolingües (en francés, claro). Afortunadamente el francés escrito se parece al catalán y pudimos sobrevivir.

Después de cenar camino de vuelta y a dormir, al día siguiente nos esperaban otra vez más de seiscientos kilómetros hasta llegar a nuestro destino y punto de partida de nuestra ruta, la zona de las playas del Desembarco de Normandía.

Empieza un nuevo curso

oct 12, 2011   //   by Sandra Moscoso   //   Cursos, Fotografía  //  2 Comments

El jueves pasado empecé un nuevo curso de fotografía, esta vez un taller de fotografía de paisaje. Ahora mismo la fotografía de paisaje es el estilo que más practico así que por qué no intentar mejorar un poco.

Y aunque era el primer día ya nos pusieron deberes. Dos ejercicios para ser concretos.

El primer ejercicio consistía en hacer cuatro fotos de paisajes que reflejaran nuestra cotidianidad. Primero de todo es necesario aclarar qué entendemos por paisaje. Según nos explicó la profesora, un paisaje es toda aquella fotografía en la que se puede apreciar o intuir el horizonte. Y con esta premisa debía hacer cuatro fotos que reflejaran mi día a día. No valía irse el fin de semana a la playa y sacar cuatro fotos fantásticas de la puesta de sol.

Que mejor reflejo de mi día a día que el camino al trabajo. El lunes por la mañana salí un poco antes de casa, cargada con mi cámara, y me dediqué a fotografiar el camino que hago cada mañana desde la boca del metro hasta que llego al edificio donde trabajo. Estuve mi buena media hora haciendo fotos, por eso se puede ver cómo cambia la luz de la primera foto a la última.

La primera foto es esta. Todavía era de noche pero es que eran apenas las 7:30 de la mañana.

A la salida del metro

Todas las fotos están hechas a ISO 400 porque las hice a mano alzada y así podía reducir un poco el tiempo de exposición. Es posible que se aprecie un poco de ruido.

En el cruce de Travessera de Les Corts con Gran Via de Carles de III ya empezaba a clarear.

Cruce de avenidas

Cada día, antes de entrar al trabajo, veo la silueta del Camp Nou. Los días de partido el ambiente que hay en los alrededores es espectacular.

El Camp Nou a lo lejos

Y la puerta de entrada al Recinto de la Maternidad, unos jardines bastante grandes llenos de pavellones, sede de la antigua Casa de la Maternidad y Expósitos. Es una visita que os recomiendo. El acceso a los jardines es libre y los pavellones son arquitectónicamente muy bonitos. Ahora son propiedad de la Diputación de Barcelona y albergan diversas sedes, como un instituto de educación secundaria, la emisora de radio que veis en la foto o parte de la Universidad de Barcelona.

Recinto de la Maternidad

Hasta aquí el primer ejercicio. Ahora me faltaba hacer el segundo, que lo llevé a cabo ayer por la tarde-noche. Para este ejercicio debía hacer dos fotos más, una pensada para formato rectangular (el habitual de todas las fotos) y otra en formato cuadrado. Pero no valía disparar fotos sin más y luego recortarlas, debíamos pensar primero en el encuadre y hacer un boceto.

Para la foto en formato rectangular lo tenía claro. Iría a la Avenida Diagonal con la Plaza de les Glòries y sacaría una foto en la que se viera la Torre Agbar. Es fotogénica y me pilla al lado de casa, qué más podía pedir.

Estuve dando vueltas arriba y abajo por la Diagonal, buscando el mejor encuadre y al final me decidí por esta foto. Óbviamente no tiré sólo una, hice unas cuantas desde el mismo punto porque estas también están hechas a mano alzada y la posibilidad de que me salieran movidas era bastante alta, a pesar de subir el ISO hasta 1600. Si antes había ruido ahora ni os cuento.

La profesora dijo que buscáramos primero el encuadre, pero no dijo nada de tirar cincuenta fotos desde el mismo punto :-)

La Diagonal al crepúsculo

Se iba haciendo de noche. La Torre Agbar sin iluminar es bastante fea pero me he decidido por esta foto porque se puede ver cómo cambia el color del cielo. Si os fijáis al fondo de la foto se puede ver que todavía es de día mientras que en el primer plano ha oscurecido.

Ahora viene lo díficil, la segunda foto. Un paisaje encuadrado en un cuadrado, valga la redundancia. Estuve otra vez arriba y abajo buscando qué podía fotografiar. La torre quedaba descartada, por su forma no acepta una foto cuadrada.

Y me topé con dos árboles en una de las calles que cruza la Diagonal, plantados de manera que parecía que hacían de marco. Ya tenía mi cuadrado. Para que la foto no fuera tan sosa decidí pillar la ráfaga de luces de algún coche o moto que pasara. Enfoqué hacia el horizonte, puse una velocidad de disparo lenta (todo lo lenta que me permitía una foto a mano alzada) y a esperar que pasara una moto. Aquí tenéis el resultado.

Luces que huyen

Mañana enseñaré las fotos en clase, a ver qué me dice la profesora. Ya os contaré.

Páginas:12»

DPK ahora también en castellano

Archivos

Categorías

Miembro de

Sígueme

  • Flickr
  • Google+
  • Instagram
  • WordPress.com Blog
  • Vimeo

Suscripción por RSS

Escribe aquí tu dirección de correo electrónico y suscríbete a este blog. Estarás al día de todas las actualizaciones.

Únete a otros 7 suscriptores

¿Qué estás buscando?

Visitantes ahora mismo