Llegamos a Las Vegas

Recordemos que habíamos dejado Grand Canyon lloviendo y nos habíamos quedado con las ganas de ir parando en todos los miradores que encontráramos. En vez de eso tuvimos que conducir todo el camino bajo la lluvia. Esto hizo que fuéramos mejor de tiempo de lo que teníamos previsto y que, Sigue leyendo / Continua llegint